Araya presiona por bajar ayuda estatal
“Es importante que exista una contribución del Estado, moderada y bien fiscalizada. Nuestro movimiento es ejemplo de que, sin invertir un colón en publicidad, una candidatura puede ser viable”, dijo Johnny Araya, aspirante del PLN. Archivo/ La República
Enviar

Deuda política es muy alta, aduce candidato

Araya presiona por bajar ayuda estatal

Oposición acusa a verdiblancos de doble moral en este tema

Al considerar que la deuda política es muy alta, Johnny Araya, candidato de Liberación Nacional (PLN), pidió a los integrantes de su bancada legislativa disminuir la ayuda a la mitad.
Para el aspirante verdiblanco, la contribución estatal no debe ser superior a ¢24 mil millones para los próximos comicios.
A inicios de febrero el Tribunal de Elecciones fijó en ¢43 mil millones el dinero que el Estado dará a los partidos políticos para que financien sus operaciones en la próxima campaña.
No obstante, debido a la estrechez económica que vive el país y al déficit fiscal que ya alcanza el 5% del PIB, algunos aspirantes han plateado reducir ese monto.
Hasta ahora, las promesas de los políticos se han quedado únicamente en buenas intenciones.

201304282244090.n22.jpg
A raíz de ello, Araya se comprometió a pedir el apoyo a la bancada del PLN, la cual es la más numerosa con 24 diputados.
“He solicitado a los diputados de nuestra fracción que por favor apoyen una reforma que promueva la reducción de la deuda política. Para aprobarla lo que se requiere es una auténtica y verdadera voluntad de los partidos”, expresó Araya.
La deuda política se calcula de acuerdo con el 0,19% del PIB del año trasanterior a las elecciones y se reparte entre todos los partidos que logren un diputado o que reciban al menos un 4% de los votos válidos para presidente.
Ese dinero que las agrupaciones usan para cubrir sus gastos de campaña, se financia con los impuestos de los ciudadanos.
“Es importante que exista una contribución del Estado, que sea moderada y bien fiscalizada. Nuestro movimiento es un claro ejemplo de que aun sin invertir un colón en publicidad, una candidatura puede ser viable”, agrega Araya.
Para los comicios de 2002 y 2010, los diputados de turno lograron ponerse de acuerdo para aprobar transitorios al Código Electoral, con el objetivo de disminuir la contribución estatal.
Sin embargo, ese cambio en la deuda política solo regiría para los próximos comicios si la rebaja es aprobada antes de agosto.
En ese sentido, los legisladores de oposición acusan a los verdiblancos de tener una doble moral en este tema, pues a la hora de la verdad no legislan para agilizar la aprobación de esa iniciativa.
“Hay un doble discurso del Gobierno y del PLN sobre este tema, este proyecto de rebajar la deuda no fue convocado en estos cinco meses por el Poder Ejecutivo, ellos dicen que quieren bajarla, pero la verdad es que le están haciendo números al dinero”, indica José María Villalta, del Frente Amplio.
La preocupación por rebajar la deuda política no solo está relacionada con la falta de dinero que tiene el Gobierno, sino también porque en el pasado se habrían cometido supuestos actos de corrupción.
Los principales partidos políticos, como el Movimiento Libertario, el Partido Acción Ciudadana y el Partido Liberación Nacional, son investigados por el Ministerio Público, por un supuesto intento de estafa contra el TSE por el cobro de la deuda política.

201304282245300.n222.jpg

Esteban Arrieta
[email protected]
 

Ver comentarios