Amantes de la cerveza
En tamaño del mercado de cerveza, Costa Rica ocupa el tercer lugar en importancia de Centroamérica, dijo Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Florida Ice & Farm Co. Esteban Monge/La República
Enviar

PERFIL EMPRESARIAL: Consumo

Amantes de la cerveza

Cada costarricense tomaría en promedio unos 43 litros anuales

El mercado local es uno de los más importantes en el negocio cervecero, aunque posee población menor que otros, tiene el segundo consumo por persona más alto del istmo.

201302172149280.n77.jpg
Esta tendencia abre oportunidad de negocios a los importadores, quienes de enero a setiembre de 2012 comercializaron unos $5,7 millones.
Florida Bebidas, Grupo Pampa y Ciamesa son las tres compañías que toman parte en el mercado nacional, y la realidad es que perciben estabilidad en el negocio.
De hecho, el consumo promedio se ha mantenido durante los últimos cuatro años, y el crecimiento del mercado es impulsado por el aumento de la población, dijo Gisela Sánchez, directora de Relaciones Corporativas de Florida Ice & Farm Co.
Para defender su cuota de mercado, la empresa incursionó en la importación de este tipo de bebidas.
En su estrategia, Florida incorporó a su portafolio tres marcas importadas: Corona, que proviene de México; Toña, fabricada en Nicaragua, y Gallo, de Guatemala. El renombre de las marcas en el exterior permite posicionarlas en el mercado local.
De esta forma enfrentan a importadores que traen otras cervezas de marcas bien posicionadas a nivel internacional.
Budweiser es un caso, distribuida desde hace cuatro años de forma exclusiva por Ciamesa.
“El consumidor costarricense siempre está dispuesto a probar nuevas marcas. El crecimiento de la marca en los últimos cuatro años ha sido importante”, dijo Samary Matamoros, directora comercial de Ciamesa.
Entre estos tres grupos cerveceros importaron casi unos $7 millones en 2011, último dato de importaciones anuales que maneja el Banco Central.
Debido a la alta carga impositiva que tiene la venta de estos productos —un 48% de renta—, el aporte al fisco es importante.
Solo Florida desembolsó en 2012 unos ¢4 mil millones por impuesto en inversión social, un 6,7% de su utilidad neta.

María Fernanda Cisneros
[email protected]

Ver comentarios