Amamantan menos mujeres profesionales
Enviar
A pesar de que ley les otorga una hora diaria
Amamantan menos mujeres profesionales
La sustituyen por uso de fórmulas y otros productos comerciales

Aunque el Estado les otorga una hora diaria para amamantar a sus hijos, la mayoría de mujeres profesionales o con educación superior abandonan esta práctica antes de que sus pequeños alcancen los seis meses.
El riesgo de que el niño deje de tomar leche materna se incrementa aún más si las madres laboran en el sector académico, el de servicios o desempeñan labores técnicas.

Contradictoriamente, las mujeres que viven en condiciones de pobreza extrema extienden esta práctica sana hasta los 21 meses, contra los 14 que le dedican las que estudian o trabajan.
Los pequeños que viven fueran del Valle Central tienen mayor probabilidad de ser amamantados durante más tiempo, sobre todo los de la Zona Sur.
Mientras tanto, los hijos de migrantes tienen mayores posibilidades de cumplir con el periodo de seis meses de lactancia exclusiva en comparación con los nacionales.
Cuando la que cuida al niño es su madre, es más probable que la lactancia se extienda el doble del tiempo, que cuando la persona que lo cuida tiene otro parentesco.
Si la madre cuenta con pareja estable, el amamantamiento es de tres meses más con respecto a las que no tienen esposo o compañero sentimental.
Estas cifras se desprenden de la Encuesta Nacional de Hogares, realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos en 2010.
La posible causa de este problema se encuentra en el agitado estilo de vida que desde hace unos años lleva la mayoría de las mujeres, condimentado con el consumismo y la publicidad.
Dar chupón es moderno, dijo Sonia Chávez, de la Comisión Nacional de Lactancia Materna, quien señaló que el mayor enemigo es la publicidad, incentivada por los propios pediatras, quienes recomiendan fórmulas, colados y otros productos comerciales.
“La leche materna protege contra alergias, bronquitis, a largo plazo contra la diabetes y presión alta. Además de eso el estar junto a su bebé transmite apego y confianza, algo que es mucho más sano desde el punto de vista emocional para el pequeño”, señaló Chávez.
Ante esta situación, cada vez son más los hospitales que instauran clínicas de lactancia para devolver la sana costumbre de amamantar a los pequeños.

Johnny Castro
[email protected]

Ver comentarios