Alerta: no hay agua
En solo cinco días la toma de agua para abastecer Heredia perdió 30 litros por segundo, por lo cual se racionó el suministro, comentó Nathalie Montiel, ingeniera de la ESPH.Marco Monge/La República
Enviar

Heredia y Guarco no tienen agua potable durante el día

Alerta: no hay agua

Sequía en embalses obliga al ICE a quemar más búnker y diesel


Aquellos tiempos en que las personas podían tomar una ducha con agua caliente por horas pasó a la historia.
Las pocas lluvias que han caído en los últimos meses tienen al país sumido en una crisis de escasez de agua como hace años no se presentaba.


Los afectados son los consumidores pues ya hay zonas en las que se está racionando el suministro del líquido para el consumo humano durante varias horas al día.
Además, tendrán que pagar la electricidad más cara por el fuerte incremento en la generación de energía a base de derivados del petróleo, debido a la sequía en los embalses del ICE.
Para evitar una crisis mayor, el principal consejo para los ciudadanos es el ahorro tanto de agua como de electricidad.
En cuanto a la escasez de agua, el centro de Heredia es la región que se está viendo más afectada.
Además ayer faltó el agua en el Guarco de Cartago y es posible que en breve tiempo, se encuentren problemas parecidos en Alajuelita, Santa Ana, Ciudad Colón y Aserrí.
En lo que a Heredia propiamente se refiere, desde ayer entró en vigencia un programa de racionamiento de suministro del agua potable hasta por nueve horas, tanto en el centro como en algunos pueblos aledaños de esa provincia.
Dos son los orígenes de la crisis en el suministro. El principal es la sequía en todo el país, que es la más severa en los últimos 15 años.
Eso se da como secuela del fenómeno El Niño, pues generó un invierno menos lluvioso de lo normal en 2012, explicó Juan Diego Naranjo, del Instituto Meteorológico Nacional.
A eso se suma que la inversión para desarrollar nuevas fuentes de agua no fue de la mano con el fuerte crecimiento de los proyectos inmobiliarios que se desarrollaron en Heredia en los últimos años.
El plan de racionamiento se mantendrá hasta que las lluvias le devuelvan el caudal a la toma de agua que abastece la provincia, anunció Nathalie Montiel, ingeniera de la ESPH.
Para aumentar el acopio de agua para el suministro de los heredianos, la empresa que provee el servicio anunció una millonaria inversión en infraestructura.
El plan comprende la perforación de nuevas fuentes de producción, la instalación de tanques de almacenamiento y la sustitución de las viejas tuberías, para reducir las fugas.
El sector eléctrico es otro que se está viendo afectado, ya que los embalses del ICE también están secos.
Lo anterior tiene al ICE quemando grandes cantidades de combustibles en la producción eléctrica para evitar apagones.
Solo el martes pasado se produjeron 441 megavatios de energía —casi un tercio de la demanda total típica— a base de búnker y diesel; esto es dos veces más de lo que consume en promedio.
Debido a que su costo de producción es hasta cuatro veces mayor al de la generación hidroeléctrica, el impacto que eso generaría a los consumidores es un aumento en la tarifa.
El atraso en los grandes proyectos hidroeléctricos que tiene el ICE en la agenda lo tiene consumiendo grandes cantidades de carburantes.
También afecta el hecho de que la institución le apostó muy fuerte a la generación a base de agua, por lo que sufre cuando se presentan sequías.
Como solución para evitar depender tanto de los combustibles, el ICE construye Reventazón, planta que con una producción de 305 megavatios será la más grande del istmo.
Se espera que ese proyecto empiece a operar en el segundo semestre de 2016.
La transformación de sus plantas de diesel y búnker para que puedan operar a base de gas natural es otra medida para reducir la dependencia al petróleo que valora el Instituto.


201305082230060.n11.jpg

Danny Canales
[email protected]


Ver comentarios