Enviar
Millonario ahorro térmico tendría el ICE con ese producto
A todo gas natural

Combustible se vendería en el país en 2016: Recope

Para que todos paguemos menos por la electricidad, y para que contaminemos menos, es esencial quemar más gas natural y menos derivados del petróleo en las plantas del ICE.
Así lo confirma un informe, recientemente elaborado por dos empresas canadienses, SNC Lavalin y EnerChemTek Inc., el cual coincide con varios análisis hechos por expertos nacionales.
El ICE apoya el concepto, al igual que Recope, que de hecho tiene un plan para la construcción de un puerto para gas, con el propósito de iniciar el proceso de transformación de las fuentes energéticas.
La duda que hay es si es posible o no seguir adelante con el proyecto en un país donde a menudo es difícil tomar decisiones y ejecutar planes.
En lo que a la importancia del cambio se refiere, se trata de la oportunidad de ahorrar bastante dinero, dado que el precio del gas natural es tan solo un tercio en relación con el bunker, que es el combustible más barato que emplea el ICE para producir electricidad.
La presión para hacer la conversión es más fuerte que nunca, dado que el ICE está utilizando cada vez más hidrocarburos para generar electricidad, debido a la escasez de agua y el rezago en el desarrollo de los nuevos proyectos hidroeléctricos.
Por eso la conversión de las plantas térmicas de Moín y Garabito para que funcionen con gas, en lugar de diesel o bunker, generaría ahorros de hasta $100 millones al año, con los precios actuales de los combustibles.
El bunker y el diesel juntos representan casi el 10% de la generación eléctrica del país.
El ahorro sería aún mayor de incrementarse el precio de los productos petroleros, como lo pronostican varios analistas del sector energético.
Además es probable que en el futuro el precio del gas suba menos que el del bunker o diesel, debido al hecho de que se están descubriendo más depósitos de gas alrededor del mundo.
El usuario sería el mayor beneficiado con la economía que le generaría al ICE producir electricidad empleando gas natural pues percibiría una reducción en la factura eléctrica.
También varias empresas industriales recibirían un importante beneficio si se realiza la transformación, al consumir grandes cantidades de energía.
Para aprovechar esta opción, sería necesario construir una terminal portuaria especializada, en la cual los barcos descarguen el gas, proveniente desde un país exportador como Trinidad y Tobago o Estados Unidos.
En un principio habría que importar el producto hasta que el gobierno se decida a explorar los posibles yacimientos de gas natural que tendría el país.
La construcción del nuevo puerto, así como otras instalaciones relacionadas con el concepto, le costarían a Recope unos $100 millones, asegura el informe.
Sin embargo, esa inversión se recuperaría en el corto plazo considerando el menor costo de importar gas.
El proyecto podría estar listo a más tardar en 2016, confirmó Naresh Kanna, representante de Recope.
En lo que al ICE se refiere, la transformación requiere una tubería, que llevaría el gas desde el puerto de Moín hasta la planta eléctrica y transformar los hornos de sus plantas térmicas.
No obstante, se trata de una obra sencilla dado que la planta eléctrica está a menos de diez kilómetros del puerto.
Por su parte, en lo que al costo de ajustar los hornos se refiere, no sería tan alto, tomando en cuenta que el precio de una turbina nueva capaz de producir hasta 200 megavatios es semejante al ahorro que tendría el ICE por año si convierte sus plantas a gas.
El propósito del ICE es buscar siempre las tecnologías que generen al país no solo ahorro, que es muy importante, sino también que le represente un menor impacto al ambiente, dijo Gravin Mayorga, gerente de Electricidad de la entidad.
Por ahora, el ICE estima que podría iniciar la combustión del gas natural en Moín en 2017, bajo el supuesto de que el proyecto avanzara en la forma planificada.

Danny Canales
[email protected]

Ver comentarios