Chinchilla encontró su capitán
Carlos Roverssi asistió al llamado de la presidenta Chinchilla, luego de la renuncia de Francisco Chacón a su cargo de ministro de Comunicación. Arte Jean Carlo Castro/La República
Enviar

Carlos Roverssi impuso su sello personal y logró enderezar la comunicación presidencial

Chinchilla encontró su capitán

Minimizar protestas y resaltar obras, su fórmula

La tormenta parece haber amainado para el gobierno de Laura Chinchilla, quien encontró en Carlos Roverssi al capitán que logró enderezar el navío y aplacar los problemas de comunicación que existían en Casa Presidencial.

201308152228520.n22.jpg
Luego del escándalo del avión prestado por un empresario colombiano ligado al narcotráfico, Roverssi llegó para sustituir al anterior jerarca Francisco Chacón, quien estuvo siempre lejos de apaciguar las críticas contra la gobernante.
En este contexto, Roverssi lleva ya dos meses en su nuevo cargo.
Durante este periodo algunas de sus estrategias han marcado un rumbo hasta ahora correcto para ayudar a Chinchilla a recuperar imagen.
La gobernante ha caído en su popularidad en forma constante desde 2011, aunque en las últimas mediciones ha logrado detener su descenso
Primero, optó por eliminar las cláusulas de confidencialidad en los contratos donde se pagaran servicios para informar los logros y acciones de la mandataria costarricense.
De este modo una mayor transparencia dio una imagen más adecuada de cara a medios de comunicación así como también al público en general.
También anunció que no gastaría recursos en juegos pirotécnicos que estaban anteriormente programados, lo que se consideraba como despilfarro de los recursos públicos.
Además renunció a buscar una consultoría internacional, ya que consideró que las encuestas locales le aportaban la información que requería.
De esta manera, el Ministro comenzó a marcar un camino distinto al seguido por sus predecesores, y enfatizó en que su trato con la prensa marca una diferencia importante.
“Creo que existe una injusticia en relación con los anteriores ministros, ya que eran momentos diferentes. Nos diferencia un tema de profesión: yo soy periodista. Los dos son muy buenos comunicadores, pero yo conozco un poco a mis colegas”, comentó al respecto Roverssi.
Retomar el discurso de defensa y soberanía nacional ante los conflictos con la administración nicaragüense, es otro de los ejes políticos que le ha ganado puntos al actual Gobierno.
Además, en momentos de alta tensión como en las protestas del 25 de julio, logró driblar a los manifestantes, colocando la sesión del Consejo de Gobierno para la noche.
Desenfocar el reclamo popular y trocarlo en un presunto interés electoral, fue una de las mejores movidas estratégicas de Roverssi, aducen los expertos.
“Ha demostrado ser el comunicador que más sabe de política y el político que más sabe de comunicación”, dijo Gustavo Araya, analista político.
Pese a esto, Araya destaca que el actual Ministro de Comunicación cuenta con la ventaja de que “la situación ya está perdida” y que cualquier repunte o impedir que caiga más la imagen de Chinchilla, es una ganancia.
“El ha llegado a centrarse más en las interrelaciones con los medios, eso le genera un espacio de mayor tranquilidad a la Presidenta. Los niveles de negatividad que tenía Chinchilla eran imposibles de superar. Roverssi llega en un momento clave, donde lo que pasará es recuperar algo de la imagen, comentó Claudio Alpízar, politólogo.
Roverssi asumió el puesto hace poco más de dos meses, luego de trabajar como vicecanciller de la República.

Luis Fernando Cascante
[email protected]

Ver comentarios