Logo La República

Martes, 11 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Alajuelense sufrió una hora

Gaetano Pandolfo [email protected] | Lunes 09 abril, 2012



Alajuelense sufrió una hora
Santos le complicó la eventual clasificación más de 60 minutos

Con vocación ofensiva pero con 20 ojos en la nuca, los jugadores del Alajuelense se fajaron en la grama del Morera Soto para construir una victoria que se les complicó al máximo, básicamente por la categoría del rival que tenía al frente.
Con Santos de Guápiles ningún rival se puede descuidar, porque los discípulos de Eduardo Méndez están bien formados en todas sus líneas y es un equipo de oficio que se ordena muy bien en la cancha y que cuando tiene el balón, le es fácil sembrar el caos en la retaguardia enemiga.
Con excepción de su guardameta Patrick Pemberton, los diez jugadores manudos buscaron el gol con mucha voluntad y por rutas correctas, pero siempre estuvieron atentos a que el rival no los sorprendiera y les metiera una anotación que terminara de arruinarles el juego y los alejaría de la aún difícil posibilidad de clasificarse.
Cuando Alajuelense se presentó al segundo tiempo con el marcador 0-0, ya se conocían los resultados de los otros partidos y las victorias de Pérez, Saprissa y Cartaginés prácticamente lo sacaban de toda posibilidad aritmética para clasificarse.
La presión fue enorme. Tenía que anotar, pero si Santos lo hacía primero, adiós al título, de ahí la angustia presente en el Morera Soto.
Remates lejanos de Roberto Porras y Javier Loaiza; combinaciones cortas entre los arietes Cristian Lagos y Erick Scott y una serie de tiros de esquina contra el marco de Pemberton, no eran buen presagio para los anfitriones, montados en fugas individuales de Guevara y Calvo y remates precipitados de Gabas en busca de puerta.
El empate cero a cero de la primera parte lucía lapidario para los huéspedes.
En el segundo tiempo casi anota Scott y por ahí despertó más la Liga, que voló metralla ante el marco de Minor Alvarez, que le sacó un mortero a Alpízar antes de ceder en un remate picante de Pablo Gabas que le hizo un bote y lo venció en el minuto 62. La cintura santista, básicamente Osvaldo Rodríguez y Crisanto Esquivel le dieron mucho espacio al capitán manudo y lo pagaron caro.
El 1-0 trajo un poco de paz a los rojinegros, pero Santos jamás se agachó y Pemberton fue a sus puños para devolver tres tiros de esquina consecutivos, señal de que el asunto no estaba resuelto. Lo resolvió Alejandro Alpízar en el minuto 83 con un golazo, luego de quitarse la marca de Maitland con un sombrerito para acomodarse un derechazo a la izquierda de Alvarez y problema resuelto.
El triunfo del Alajuelense fue dificilísimo y le sirvió para acortar tres unidades con su rival de ayer, bien pegado al segundo puesto.
Pero, al triunfar todos los otros de arriba, este 2-0 se minimiza, pues pudo ser de oro si hubieran caído en otros escenarios, los rivales directos de los erizos: Herediano, Cartaginés y Saprissa, de abajo hacia arriba. En todo caso, calculadora en mano, la Liga suma y suma a la espera de que la aritmética finalmente se le acomode.

Gaetano Pandolfo
[email protected]