90 años de nostalgia y un glorioso pasado
La trilogía de "The Hobbit" que concluirá en diciembre es su mejor baza. Internet/La República
Enviar

OREJA 4 mil largometrajes realizó el famoso estudio de cine

ANIVERSARIO

90 años de nostalgia y un glorioso pasado

El estudio de cine Metro-Goldwyn-Mayer celebra su aniversario tras superar una bancarrota y aferrado a sus franquicias de éxito

El estudio de cine Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) cumple 90 años tras superar una bancarrota y aferrado a sus franquicias de éxito pero aún lejos de revivir su pasado glorioso, cuando cada año entre 1928 y 1954 al menos uno de sus filmes estuvo nominado el Óscar de mejor película.

201404152338230.m22.jpg
Fundado el 16 de abril de 1924 al fusionarse Metro Pictures, Goldwyn Pictures y Louis B. Mayer Productions, MGM dejó clásicos como "Gone With the Wind", "The Wizard of Oz" y "West Side Story", y actualmente posee sagas como la de James Bond y "The Hobbit".
La compañía del emblemático león, logotipo feroz que abre sus películas y que fue desarrollado en 1916 para Goldwyn Pictures, lleva a gala haber "dominado el negocio del cine" durante tres décadas (1924 a 1954), según describe en su historia oficial que respira nostalgia por una época dorada extinta.
Su extensa filmografía, una de las más grandes de Hollywood con alrededor de 4 mil largometrajes, es precisamente el valor de esta compañía y una de las causas principales por las que ha seguido a flote durante los últimos y tumultuosos años, aunque no posee los derechos de explotación de numerosas de sus más simbólicas obras.
La decadencia de MGM comenzó a finales de 1960 como consecuencia de cambios en el sector a medida que las leyes antimonopolio, la extinción del "star-system" y la televisión, fueron restando a los gigantes de la meca del cine el control absoluto sobre el mercado audiovisual en Estados Unidos.
En su época de esplendor MGM funcionaba como una fábrica cuya maquinaria generaba 50 películas al año en unos inmensos estudios en Los Ángeles y daba trabajo permanentemente a 5 mil personas, entre ellos múltiples estrellas con contrato en exclusiva.
Joan Crawford, Clark Gable, Greta Garbo, Judy Garland, Mickey Rooney, Katharine Hepburn, Spencer Tracy y James Stewart eran algunos de los que en los años 30 estaban en la nómina de MGM.
Pero la Metro no supo digerir bien los nuevos tiempos y la mala gestión llevó a arriesgadas decisiones que fueron devorando la posición de privilegio de ese león en la jungla de asfalto de Hollywood.

Los Ángeles/EFE

Ver comentarios