Enviar
Lunes 21 Septiembre, 2015

Con menos recursos y presupuesto, este hospital supera o iguala a los otros, según los informes estadísticos de la CCSS del último lustro

70 Aniversario Hospital Calderón Guardia

Designado como hospital el 15 de setiembre de 1945, el Calderón Guardia se denominó “Policlínico del Seguro Social”. Con 29 camas y 20 médicos; esa fecha marca el inicio de la leyenda.
Su misión como buque insignia de la seguridad social desde su apertura y hasta la actualidad se ha mantenido con un norte claro y definido: “atención en salud para los usuarios, siempre buscando la excelencia y complejidad”.
Su historia y desarrollo han estado ligados a controversias, vicisitudes y tragedias. Al finalizar la construcción del Hospital México, el Hospital Calderón Guardia fue literalmente desmantelado, la mayoría de recursos humanos, materiales y tecnológicos de esa época, se trasladaron al nuevo centro.
La historia continuó y llego el fatídico 12 de julio de 2005 con la conflagración, aparentemente provocada, que redujo a cenizas el esfuerzo y logros alcanzados, sus trabajadores dijeron presente y como un ave fénix empezó a resurgir.
A pesar de que esa catástrofe conllevó a una disminución de 522 a 240 camas, hubo unión, fe y fuerza en los trabajadores y tan solo dos días después se reiniciaban labores atendiendo un parto en emergencias.
Durante la década 2005-2015, no hubo cambios en cuanto a la infraestructura; sin embargo, su funcionamiento continuó como lo fue previo al siniestro.
El recurso humano nuevamente fue el motor para continuar con la misión y responsabilidad de ser el hospital nacional, punto final en la pirámide de atención de la región.
En la actualidad el Calderón Guardia cuenta con 432 camas. Si lo comparamos con el San Juan de Dios, que tiene 150 camas y 1.000 trabajadores más; o con el Hospital México, que tiene 100 camas y 500 trabajadores más, los indicadores de producción y complejidad de sus procedimientos no establecen diferencias.
Es decir, con menos recursos y presupuesto, este hospital supera o iguala a los otros; así se evidencia en los informes estadísticos de la Caja Costarricense de Seguro Social del último lustro.
Como prueba de lo anterior se pueden señalar algunos de los aportes más relevantes de este centro médico; logros alcanzados aun con las carencias y limitaciones que lo han acompañado en los últimos diez años:
• Programa de trasplantes renales desde 1983.
• Primer trasplante hepático del país.
• Reactivación del programa de trasplante cardiaco en el país.
• Primer trasplante pulmonar del país.
• Primer trasplante intestinal del país.
• Centro Nacional de Ictus.
• Centro Nacional de Electrofisiología Cardiaca.
• Pionero de cirugía de carótidas.
Paralelo a su función de atención hospitalaria es un centro académico por excelencia, con más de 200 residentes en proceso de especialización y aproximadamente 400 internos universitarios.
Anualmente se tramitan más de 70 proyectos de investigación. Sus profesionales han sido galardonados con primeros lugares en los congresos médicos nacionales.
Las promesas de reconstrucción, después de diez largos años, han sido concretadas, firmadas y con probable fecha de inicio. Mantenemos la esperanza de que finalmente se cumplan, para beneficio de los asegurados y trabajadores. Tendremos que esperar y confiar, nuevamente, en lo más valioso del hospital, los trabajadores honestos, responsables, sin premisas o componendas.

Dr. Gerardo Quirós Meza

Catedrático UCR- jefe Servicio Vascular Periférico HCG

 

[email protected]