60 días para nuevo gobierno en Sudán del Sur
El conflicto político iniciado el pasado diciembre en Sudán del Sur pronto derivó en uno étnico entre comunidades que se atacaron en los últimos meses. AFP/La República
Enviar

60 días para nuevo gobierno en Sudán del Sur

El presidente de Sudán del Sur, Salva Kiir, y el líder rebelde, Riek Machar, acordaron en Adis Abeba fijar un plazo de 60 días para formar un Gobierno de transición de unidad nacional, anunció el primer ministro etíope, Hailemariam Desalegn.
Desalegn, presidente también de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo (IGAD), informó del acuerdo tras el encuentro de este bloque de potencias de África Oriental mediador en el conflicto con Kiir y Machar, en la nueva ronda negociadora abierta en la capital etíope.
“Los dos líderes se comprometieron a completar un diálogo en el plazo de 60 días para formar un gobierno de transición de unidad nacional”, declaró el mandatario etíope.
Kiir y Machar, según Desalegn, se comprometieron ante los jefes de Estado de la IGAD a “renovar su compromiso” para poner fin al conflicto de Sudán del Sur.
No obstante, lamentó que las “altas expectativas” levantadas por la firma del alto el fuego por ambos líderes, en su primer cara a cara, el pasado 9 de mayo no impidió “una triste tendencia a continuar la guerra”.
El miércoles, los líderes de África Oriental arrancaron este nuevo compromiso a ambos líderes tras un encuentro a puerta cerrada celebrado en el Palacio Nacional en Adis Abeba.
Según el secretario ejecutivo de la IGAD, Mahboub Maalim, las deliberaciones celebradas con Kiir y Machar fueron “fructíferas”.
Maalim recordó, no obstante, que el proceso de paz de Sudán del Sur costó más de $17 mil aportados por la Unión Europea, Estados Unidos, Reino Unido y Noruega.
El enviado especial estadounidense a Sudán del Sur, Donald Booth, manifestó que ayer era “el momento de los líderes de verdad, para guiar y dejar que la paz arraigue, para que podamos ver renacer a Sudán del Sur”.
“El proceso de mediación liderado por la IGAD es la última gran oportunidad para la paz en Sudán del Sur”, aseguró.
Las partes enfrentadas en la crisis sursudanesa, que estalló el pasado diciembre, enviaron delegados de paz durante meses a Adis Abeba, donde ya se firmaron dos acuerdos de alto el fuego desde el pasado enero.
El último de ellos fue suscrito por el propio presidente del país, Salva Kiir, y el líder rebelde, Riek Machar, el pasado 9 de mayo.
Kiir y Machar, que se encontraban por primera vez cara a cara y firmaban el pacto sin siquiera estrecharse la mano, se acusaron mutuamente de haber violado el cese de las hostilidades.
Lo mismo ocurrió con el primer acuerdo de alto el fuego, firmado por los delegados de ambas partes el 23 de mayo, y que fue violado inmediatamente por ambas partes.
El conflicto político iniciado el pasado diciembre en Sudán del Sur entre Kiir, de etnia dinka, y Machar, de los nueres y depuesto un año antes, pronto derivó en un conflicto étnico entre comunidades que se atacaron gravemente en los últimos meses.
Las acusaciones de Kiir a Machar, de quien dijo había liderado una intentona golpista, desencadenaron enfrentamientos que causaron miles de muertos en estos seis meses y colocaron al borde de la guerra civil a este joven país, que se independizó de Sudán en julio de 2011.

Adis Abeba/EFE

Ver comentarios