Enviar
60 años para Minor Vargas
El exdirigente deportivo saldría de la cárcel en 2072

No le fue tan bien como su abogado pretendía ni tan mal como pidió la fiscalía. El expresidente de Brujas y Barrio México, Minor Vargas, fue sentenciado ayer a 60 años de cárcel, en la corte del condado de Richmond, Virginia, donde fue leída la sentencia.
La defensa consideraba que 20 años era una pena razonable, mientras que la fiscalía solicitó el castigo máximo, que era de 170 años, pero al final el tribunal quedó en un punto intermedio.
A Vargas, detenido en enero de 2011 cuando hacía escala en Nueva York en viaje que lo llevaría a Londres, se le condenó por liderar la empresa Provident Capital Indemnity (PCI), una compañía de seguros y reaseguros, que defraudó al menos a 3.500 clientes mediante garantías fraudulentas de seguros de vida.
Vargas y sus principales empleados convencieron a inversores y a grandes compañías aseguradoras internacionales para que compraran bonos de PCI, supuestamente respaldados por las cotizaciones de seguros de vida de clientes, por un valor de casi $$500 millones.
Vargas fue condenado el 30 de abril de 2012, por un cargo de conspiración por cometer fraude postal y electrónico, tres cargos de fraude postal, tres cargos de fraude electrónico y tres cargos de lavado de dinero.
El exdirigente fue acusado por realizar estafas que rondan los $670 millones, por concepto de bonos de seguros de vida, a distintos empresarios de Estados Unidos, Holanda, Alemania y Canadá, con su empresa PCI. De ese dinero, se cree que alrededor de $50 millones fueron utilizados en suelo nacional.
El costarricense tiene 61 años de edad, fue propietario y presidente del Barrio México y Brujas F.C. También dirigía el Grupo Icono.
“Muchos de estos inversionistas perdieron sus ahorros de la vida a causa de las garantías sin valor PCI. Vargas erróneamente creía que podía evitar el castigo, sin embargo, esta acusación demuestra nuestra determinación y capacidad para aplicar la justicia en nombre de las víctimas estadounidenses, independientemente de donde los estafadores pueden estar”, señaló el procurador de Estados Unidos, Neil H. MacBride, en el comunicado de la corte.
Vargas no tendrá derecho a fianza y será trasladado a una prisión federal. El empresario permanecía en la cárcel Pamunkey.
“La empresa de Vargas era un castillo de naipes, construido sobre una base de engaños y mentiras”, dijo el secretario de Justicia Auxiliar, Lanny A. Breuer.


Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios