Logo La República

Lunes, 12 de noviembre de 2018



NACIONALES


¢500.000.000.000: Es el monto que demanda la empresa minera

Fred Blaser | Jueves 10 octubre, 2013



ANÁLISIS
Pleito iniciaría este mes sobre mina de oro Crucitas

¢500.000.000.000: Es el monto que demanda la empresa minera

Queda dañada la imagen del país, sea cual sea el resultado del juicio

RESUMEN
Un arbitraje internacional, que iniciaría este mes, decidirá si Infinito Gold hizo algunas cosas ilícitas, para obtener el permiso de explotar el oro de la mina de Crucitas.
De lo contrario, el Estado —o sea todos nosotros— pagaría una cantidad significativa a la empresa, por haberle quitado sus derechos de operar, así como de lucrar el proyecto.
Pero aun si Costa Rica ganara el juicio, ya habría perdido credibilidad como socio potencial en los proyectos público-privados, tras los conflictos sobre la mina, en las esferas más altas políticas y judiciales del país.

Por un lado, queda claro que ninguna empresa puede beneficiarse de un contrato del Estado, obtenido de forma ilícita.
Es cierto también, que cualquier persona, incluido el Estado costarricense, tiene que cumplir con sus promesas, o pagar el costo del incumplimiento, en el caso de un contrato legítimo.
En lo que al pleito del equivalente de ¢500 mil millones se refiere —la demanda más alta en la historia de Costa Rica—, es posible que gane el Estado, de forma que no tendremos que pagarle nada a la empresa canadiense Infinito Gold, por haberle negado el derecho de operar la mina.
Para triunfar, el Estado deberá comprobar que Infinito hizo cosas ilícitas, para obtener los derechos de extraer el oro.
En este contexto, alegar que las gestiones hechas para realizar el proyecto, se efectuaron en el periodo en que existía una moratoria para la actividad, probablemente sería un argumento del Estado, entre otros.
Tampoco es probable, que sea pagadero el monto total de $1 mil millones, que se pretende reclamar, aunque la empresa ganara el juicio.
Por otro lado, perderíamos el juicio, si Infinito lograra convencer al tribunal de que la cancelación del proyecto se debió a un cambio político en el Estado, lo cual no podría afectar sus derechos, obtenidos de buena fue.
En este caso, corremos el riesgo de enfrentar un pago significativo, sobre todo si hubiera que compensar a Infinito por las ganancias que no habrá percibido, durante la vida del proyecto.
Pero sea cual sea el resultado eventual del juicio, ya habríamos perdido algo a raíz de esta disputa, al dejar una imagen a un potencial inversionista de cualquier parte del mundo de que el Estado costarricense no es un socio confiable, tras un conflicto sobre la mina, que involucra las esferas más altas políticas y judiciales del país.

Fred Blaser
Co presidente
República Media Group

Adrián Bonilla
[email protected]