Logo La República

Lunes, 10 de diciembre de 2018



NACIONALES


$4 millones para hidrantes... no llegan a nada

Redacción La República [email protected] | Jueves 03 noviembre, 2011



Monto es lo que ha recaudado el AyA, falta la mitad en manos de otros acueductos
$4 millones para hidrantes… no llegan a nada
De 5 mil tomas de agua en el país, 3 mil presentan mal estado

Los abonados del servicio de agua potable llevan tres años de pagar ¢12 por metro cúbico consumido, dinero que debería ser destinado a la instalación y la reparación de hidrantes, sin embargo, estos recursos se mantienen engavetados por los administradores de los acueductos.
El promedio de consumo mensual familiar en Costa Rica es de 24 metros cúbicos de agua, por lo que cada cliente cancela unos ¢288 en su recibo mensual, es decir, ¢3.456 anuales.
Para solventar la carencia de siete mil tomas de agua, la reparación de 3 mil y el mantenimiento de 2 mil, la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos aprobó este tributo en 2009.
Solo en el caso de Acueductos y Alcantarillados (AyA), que atiende un 50% de los abonados en todo el país, ha recolectado $4 millones, pero los hidrantes no han llegado a su destino debido a que el proceso de licitación ha enfrentado en una serie de apelaciones.
Una situación más preocupante ocurre con 29 municipalidades administradoras de un acueducto, pues solo seis cobran el impuesto y en el caso de 1.512 Asociaciones Administradoras de Acueductos Rurales (Asadas), únicamente 66 han cumplido con esta normativa.
La única que ha cumplido a cabalidad con esta disposición es la Empresa de Servicios Públicos de Heredia, al colocar unos 163 nuevos hidrantes en los últimos dos años.
La forma de sancionar a estas empresas es no aprobarles una actualización tarifaria, sin embargo, en el caso del Instituto han demostrado experimentar problemas de contratación administrativa explicó Carolina Mora, de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos.
Esta es una muestra más de las trabas administrativas que existen en nuestro país, donde una institución tiene los recursos para ejecutar un proyecto, pero no puede hacerlo porque enfrenta una serie de obstáculos en materia de contratación administrativa, expresó la funcionaria.
Tomó cerca de 12 años y cuatro proyectos de ley definir los responsables de la instalación y del mantenimiento de los hidrantes, así como de los criterios técnicos de cada unidad. A pesar de esto, hemos avanzado muy poco desde entonces, señaló Héctor Chávez, director del Cuerpo de Bomberos de Costa Rica.
“Los hidrantes son indispensables en la época seca, por lo que se debe priorizar la atención a zonas marginales como precarios, donde el fuego se comporta como un incendio forestal. También necesitamos proteger importantes instituciones como el Hospital San Juan de Dios, que de ocho hidrantes, únicamente dos funcionan”, expresó.
De momento, a los bomberos no les queda más que unir las mangueras de los camiones cisterna, con el objetivo de encontrar un hidrante disponible, el cual en caso de contar con suerte, estará bueno y contará con la presión de agua suficiente para enfrentar un siniestro.
Se intentó conocer la versión de los responsables de Acueductos y Alcantarillados sobre este tema, sin embargo no devolvieron ninguno de los mensajes dejados en la oficina de prensa o en sus teléfonos celulares.

Johnny Castro
[email protected]