Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


25 de julio. La única conmemoración regional que tiene una celebración nacional

Vladimir de la Cruz [email protected] | Miércoles 25 julio, 2018


25 de julio. La única conmemoración regional que tiene una celebración nacional

 

(Entrevista con el historiador Vladimir de la Cruz, realizada por el periodista José Manuel Peña, publicada en el periódico ANEXIÓN, en la edición de julio de 2018, p. 1-2)

  

¿Desde cuándo se conoce la historia de Nicoya? 

Hay que decir, primero, que el territorio de lo que hoy es Costa Rica fue recorrido antiguamente por los primeros hombres que empezaron a recorrer el continente americano desde el norte hacia el sur, como del sur hacia el norte. De esto hay evidencias arqueológicas importantes, que han permitido también dividir la historia antigua de Costa Rica bajo la influencia de esas dos vertientes. Desde entonces se empezaron a desarrollar grupos humanos y a asentarse poco a poco en distintas partes del territorio.

Esto se ha estudiado desde los hallazgos arqueológicos dividiendo la cronología de su presencia en grandes periodos, tanto para la parte de influencia del norte, lo que es la llamada influencia mesoamericana, como para la parte de influencia suramericana.

Territorialmente, incluso, lo que hoy es el territorio de Costa Rica, se comprendía al momento en esas dos grandes regiones, siendo la influencia mesoamericana la parte norte del país, Guanacaste y la Península de Nicoya.

Hay que distinguir también la historia antigua de nuestro país antes de la llegada de los españoles y a partir de ese encuentro de culturas.

 

¿Al momento de la llegada de los españoles la región de Nicoya estaba habitada?

Sí, y muy habitada. Era en ese momento uno de los lugares de mayor desarrollo humano, de mayor desarrollo cultural. El primer contacto de los españoles con el territorio de Costa Rica es en el Caribe, en Limón, cuando Cristóbal Colón, en su cuarto viaje, en setiembre de 1502 estuvo en la isla la Uvita, y en las costas del país, por unos días, de lo cual hay descripciones de su estadía muy bellas. El segundo contacto se da cuando, ya descubierto el Pacífico, y cruzado el Istmo de Panamá, los conquistadores llevan a cabo viajes hacia Suramérica y Norteamérica bordeando las costas del Pacífico. Así llegaron al Golfo de Nicoya en 1519. Y, desde aquí se inicia el periodo de la conquista de Costa Rica, que culmina hacia la década de 1560-1570 cuando los españoles se asientan en el Valle Central y fundan Cartago, en 1560.

Por cierto, las descripciones que de Nicoya hacen los españoles son también muy buenas y lindas sobre su organización social, económica, política y su vida urbana.

 

Entonces, ¿qué pasó?

La conquista se impuso. Los españoles desarrollaron su modelo de violencia para apropiarse de las tierras, sus riquezas naturales y sus hombres, para imponer su dominación política y religiosa, e imponer sus valores y para organizar a los pueblos sometidos dentro de los límites del Reino de España, y organizarlos y explotarlos en función de las necesidades económicas y políticas de España. Así se inició la historia de la región de Nicoya, como la primera manifestación del inicio del desarrollo de la historia de la conquista y la colonia costarricense.

 

¿El nombre “Nicoya” lo impusieron los españoles?

Sobre este nombre, y su origen, ha habido discusiones entre investigadores e historiadores, desde hace muchos años. En términos generales se acepta que es un término que se usaba por las comunidades indígenas antes de la llegada de los españoles. El nombre Nicoya se asocia a la raíz etimológica náhuatl, “Necoc” que significa “a un lado y otro” y, a “Yaotl”, que significa “enemigo”, lo cual se diría que Nicoya expresa “con el enemigo a un lado y otro”. Pero también “Necoc Yaotl” a una deidad mesoamericana, “Tescatlopica”, que es el Señor de la Discordia, el que siembra las guerras, es una deidad que se representaba en el jaguar, muy expresado en la cerámica y objetos de trabajo que nos dejaron estas culturas.

El conquistador Gonzalo Fernández de Oviedo escribe sus andanzas en la región “del Golfo de Nicoya y sus comarcas”, habla del Golfo, de las islas, describe a los hombres y las mujeres.

Igualmente en la historia documental de la región de Nicoya hay referencia a los caciques de esas tierras, que existieron dentro del proceso colonizador. Así, algunos fueron el cacique Nicoya que estaba en 1522. Los que le sucedieron tenían españolizados sus nombres: Alonso Nambí, en 1529; don Juan, en 1577; don Antonio de Contreras en 1687; en 1760 hubo una cacica, doña Juana de Contreras. En los distintos pueblos que habitaron la región hubo otros caciques.

 

¿Se puede concluir que Nicoya está antes que Nicaragua y Costa Rica?

Efectivamente, antes de que existieran Costa Rica y Nicaragua como regiones, existía la Región de Nicoya.

La Provincia de Nicaragua se creó en 1527, y entre 1536 y 1540 se territorializa Costa Rica, extendiéndose Costa Rica, en ese momento Provincia de Cartago o Nueva Cartago, de mar a mar, y quedando en ese momento Nicoya integrada a Nicaragua. Desde 1539 se habla en documentos españoles de Costa Rica, y hay documentación abundante de cómo se van perfilando sus límites, respecto a la región de Veragua, o Panamá, y a Nicaragua, y al ir delimitando a Costa Rica también se va delimitando a Nicoya.

 

¿Entonces, desde cuándo podemos hablar de Nicoya?

Para mí desde que llegaron los españoles y cuando organizan su presencia en la región. Así, en 1554 ya existía Nicoya política y territorialmente organizado en la Alcaldía Mayor de Nicoya. Los alcaldes a veces gobernaban con corregidores en pueblos. Algunas veces los gobernadores de Costa Rica también fueron alcaldes de Nicoya, como en 1572, 1593, o de Nicaragua y Costa Rica, como en 1574.

 

¿Y la Provincia de Costa Rica, cuando surgió

Se nos dio este carácter bajo el reinado de Carlos V, en 1540, cuando se creó la Gobernación de Cartago o Costa Rica. El rey Felipe II le fijó nuevos límites hacia 1573, creándose oficialmente la Provincia de Costa Rica.

 

¿Y Nicaragua, cuándo surgió?

La Provincia de Nicaragua se erigió el 1° de junio de 1527.

 

¿Y Nicoya?

Nicoya, reconocida como región jurídica, política y administrativa, tuvo su Gobernación desde 1522 hasta 1554. Este año de 1554 fue establecido el Corregimiento de Nicoya, que fue separado en ese momento de Nicaragua, y se le convirtió en Alcaldía Mayor en 1554, dependiente de Guatemala, hasta 1588. Desde este año hasta 1593 Nicoya fue autónoma en su gobierno y administración tanto de Costa Rica como de Nicaragua.

En 1593 la Alcaldía Mayor de Nicoya se agregó a la Provincia de Costa Rica. Y desde 1602 hasta 1786 la Alcaldía Mayor de Nicoya fue de nuevo autónoma respecto a Nicaragua y Costa Rica.

Con las reformas borbónicas en 1780, en España, se dispusieron nuevas políticas administrativas, creándose intendencias y partidos en el Reino de Guatemala. Así siguió el Partido de Nicoya, que se unió a la Provincia de Nicaragua y a la Intendencia de León, bajo un jefe político subalterno.

Bajo la ocupación francesa de España, 1808-1804, y bajo las Cortes de Cádiz, 1812, y bajo la restauración monárquica en España, a partir de 1814, hasta 1821, se desarrolla la Diputación Provincial de Nicaragua y Costa Rica, durante los años 1812-1821, dependiendo de la Capitanía General de Guatemala y de la Intendencia de León.

Cuando se restituye la Constitución de Cádiz en 1820 se restablece la Provincia de Nicaragua y Costa Rica, dividida en siete regiones o Partidos, Segovia, El Realejo, León, Granada, Nicaragua, que era Rivas, Nicoya y Costa Rica.

 

¿Cómo afectó la Declaración de Independencia de Guatemala del 15 de setiembre de 1821?

Repercutió inmediatamente en toda la Región de la Capitanía General de Guatemala, porque se dispuso que el acto de declarar la independencia se comunicara inmediatamente a todos los pueblos de la Capitanía, para que cada pueblo o región definiera lo pertinente. Así, con el conocimiento de la llegada del Acta a los pueblos, el 21 de setiembre El Salvador proclamó la Independencia, el 28 de setiembre lo hicieron Honduras y Nicaragua. En el caso de Nicaragua el Acta del 28 de setiembre es la que se conoce como la de los “Nublados del día”, porque dejaban la duda de la Independencia, situación que rectifican el 11 de octubre de 1821 al declarar la “absoluta Independencia de Nicaragua”. En esos mismos días llegó la noticia a Costa Rica que se discutió en los pueblos, que delegaron representantes para que en Cartago, el 29 de octubre, decidieran. Así lo hicieron, declarando la Independencia de Costa Rica el 29 de octubre de 1821. Así se desagregó el Reino colonial español.

 

¿Por qué Nicoya decide incorporarse a Costa Rica?

Por razones de oportunidad y conveniencia. Las regiones de Nicoya y de Costa Rica estaban muy relacionadas comercialmente, más de lo que se relacionaba Nicoya con Nicaragua. El comercio se realizaba hacia Puntarenas y Esparza. Nicoya era la cabecera del Partido, que comprendía a Santa Cruz y a Guanacaste, la actual Liberia.

Costa Rica le ofrecía más seguridad, más justicia, más paz, más estabilidad. Ya nos habíamos unido para nombrar el diputado a las Cortes de Cádiz, situación que fortaleció los vínculos políticos.

Las primeras Juntas de Gobierno de Costa Rica, entre 1821 y 1824, fortalecieron estas relaciones, y enviaron a Nicoya agentes diplomáticos en 1823 para invitarlos a integrarse a Costa Rica.

La Independencia, por su parte, acentuó una crisis interna en Nicaragua dividiéndola en dos bandos políticos en lucha muy intensa, que no sucede de la misma forma en Costa Rica. Esta lucha interna en Nicaragua se mantuvo prácticamente hasta la Guerra Nacional contra los filibusteros norteamericanos, en 1856-1857.

El 16 de agosto de 1823 las autoridades de Granada, Nicaragua, reconocen el deseo de los nicoyanos de adherirse a Costa Rica. El 9 de setiembre de 1823 las autoridades de León igualmente conocieron esta disposición. Con esto el Gobierno de Costa Rica impulsó acciones para propiciar la incorporación de Nicoya a Costa Rica. El 3 de marzo de 1824 el Gobierno del Estado de Costa Rica propuso a la Municipalidad de Nicoya su incorporación.

 

¿Hubo quienes se opusieron a la Anexión?

Sí, claro. Los hacendados ganaderos, especialmente los que estaban en la región de la actual Liberia, porque sus vínculos eran más estrechos con Nicaragua, con la región de Rivas. Por eso Liberia, entonces llamada Guanacaste, retrasó su adherencia a Costa Rica.

Después de la propuesta de incorporación a Costa Rica que se les hizo el 3 de marzo, se convocó a un cabildo en Nicoya el 4 de julio, que no pudo tomar una decisión.

De nuevo se planteó para el 25 de julio de 1824 el plebiscito en Nicoya. En cabildo abierto se tomó la decisión de anexarse a Costa Rica. El 28 de julio lo hizo de la misma manera Santa Cruz. En ambos plebiscitos casi el 80% de las personas se pronunció por la anexión a Costa Rica.

Para ese momento ya formábamos parte de la República Federal de Centroamérica, donde Nicaragua inmediatamente acudió a impugnar la anexión. El 9 de diciembre de 1825 las autoridades federales reconocieron la anexión y ordenaron demarcar el territorio como perteneciente a Costa Rica, incluyendo en ese momento a Liberia, o la Villa de Guanacaste. El 18 de marzo de 1826 de nuevo, ahora, el Senado de la República Federal, se ratificaba la decisión de la agregación de Nicoya a Costa Rica. En setiembre de 1826 la Villa de Guanacaste se incorporaba como parte de Costa Rica.

En 1834 la totalidad de las municipalidades de la región, del Partido de Nicoya, aceptaban la incorporación al territorio costarricense.

En enero de 1835 desapareció el Partido de Nicoya, dando lugar al Departamento de Guanacaste, que junto con los Departamentos Oriental y Occidental constituyeron la primera división territorial administrativa del país, que llegó hasta 1848, cuando se crearon las Provincias de San José, Alajuela, Cartago, Heredia y Guanacaste, y las Comarcas de Puntarenas y Limón.

Con la firma del Tratado Cañas-Jerez de 1858 Nicaragua aceptó la incorporación definitiva del Partido de Nicoya a Costa Rica.

 

Pero siguen disputando el territorio las actuales autoridades sandinistas de Nicaragua… 

…Efectivamente. Con frecuencia autoridades de los gobiernos sandinistas, después de 1979, y los no sandinistas de este periodo también, han sacado el problema de límites, el de la navegación, el de la soberanía sobre el río San Juan, el de la Isla Calero, y los pleitos o litigios en la Corte Internacional, y ahora a Daniel Ortega se le ocurre reivindicar toda la provincia de Guanacaste como parte de Nicaragua.

Para ellos esto ha sido siempre un pretexto, el de crear un falso y aparente real conflicto con Costa Rica, para tratar de unir a la población nicaragüense alrededor del gobierno de turno, para resolver alguna situación político conflictiva interna. Esto lo seguirán alimentando mientras eso les dé réditos.

El actual gobierno de Nicaragua, en medio de la crisis política de gobernabilidad que enfrenta, en que es cuestionada su legitimidad, y que se exige su renuncia, no ha podido usar este pretexto, en este momento, alrededor suyo.

 

¿Qué balance hace usted de esta Anexión?

Fue muy importante para ambas regiones, para el Partido de Nicoya y para Costa Rica. Hoy somos una sola unidad territorial, política, administrativa, jurídica. Crecimos como territorio y en nuestra extensión marítima. La región de Nicoya y la provincia de Guanacaste constituyen un eje muy importante de la economía nacional desde entonces en lo agropecuario, como actualmente en lo turístico. El hato ganadero nacional históricamente se remonta a los hatos de Nicoya, de más de 400 años de historia. La región ha aportado en cultivos de arroz, algodón, caña, sorgo. Hoy aporta mucho turismo. En el campo cultural Nicoya le ha impreso su sello a la identidad nacional en todo sentido, tradiciones, folclor, música, bailes, particularidades religiosas, costumbres, literatura.

 

¿Las elecciones en Costa Rica han evidenciado situaciones particulares de la provincia de Guanacaste?

Sí. Han evidenciado una provincia de altos contrastes, de riqueza y pobreza concentrada, de marginación y exclusión social aguda, de expulsión de ciudadanos hacia otras provincias, de desempleo, de pobreza en general y de pobreza extrema. Al mismo tiempo unas regiones turísticas periféricas dentro de la propia provincia, en las costas, con altos grados de desarrollo y generadoras de mucha riqueza.

Han evidenciado políticas de abandono de gobiernos tras gobiernos, que en las elecciones últimas, la de 2014, la de 2016 de carácter municipal, y en la pasadas de 2018 han puesto de relieve el desgaste de los partidos tradicionalmente dominantes en esta provincia. Evidencia obras de infraestructura que no tienen otras regiones. La presencia religiosa neopentecostal tiene fuerza e influencia en la provincia donde ha decaído la feligresía católica. Problemas de criminalidad, drogas y mafias locales son similares públicamente a los de otras provincias.

No es casual que el actual presidente Carlos Alvarado esté empezando a recorrer el país, iniciando por estas zonas periféricas.

 

¿Qué se puede esperar?

Que se enfrenten los problemas sustantivos de desigualdad, de inequidad, de exclusión y marginación. Que se promueva mayor inversión, mayor desarrollo económico, que genere fuentes de empleo, que se fortalezcan las políticas sociales y cultural educativas, que se establezcan zonas de desarrollo especial, que se hagan más canales de irrigación que tiendan a resolver los problemas de agua que afectan tanto a la provincia.

 

¿Cree que este gobierno pueda hacerlo?

Espero que el actual gobierno pueda resolver todos los problemas que estén a su alcance. Pero no solo el gobierno debe actuar en ellos. También tienen que participar los ciudadanos organizados, y las distintas comunidades de la provincia.

 

¿Cómo celebramos el 25 de julio?

Como la Gran Fiesta Nacional que es. Es la única conmemoración regional que tiene una celebración nacional, en todo el territorio, en todas las poblaciones, que hace vibrar el alma de los costarricenses. Nicoya está en el ADN nacional de manera indeleble.