Enviar
Aresep debe fijar tarifas para plantas hidroeléctricas y eólicas
21 proyectos eléctricos esperan permisos para operar
En el ICE están interesados en comprar esa energía para fortalecer su capacidad

Una de las opciones que tienen los costarricenses de no sufrir nuevos apagones eléctricos como en el pasado, se mantiene haciendo fila, a la espera de un permiso para operar.
Se trata de una lista de al menos 21 proyectos privados hidroeléctricos y eólicos que se encuentran en las etapas de “elegibilidad en trámite” y “elegibilidad vigente”, ante el Instituto Costarricense de Electricidad.
En la primera de estas etapas existen dos proyectos hidroeléctricos y siete eólicos, cuyas propuestas ya fueron presentadas ante el ICE y están por ser analizadas.
De concretarse, el Sistema Eléctrico Nacional recibiría una inyección de 98 megavatios, suficiente para satisfacer la demanda de unas 50 mil familias; es decir, alrededor de 200 mil costarricenses.
En la segunda etapa, que corresponde a planes ya vistos por la entidad, existen al menos diez planes hidroeléctricos y dos eólicos que sumarían en total 65 megavatios, confirmó Gilberto de la Cruz, director de Planificación Eléctrica del ICE.
“La concreción de estos proyectos depende de la iniciativa privada y de que para ellos sea interesante. Lo importante que debe quedar claro es que a nosotros nos interesa mucho comprarles esa energía”, dijo De la Cruz.
Para poder llevar a cabo los proyectos, es necesario antes definir un modelo tarifario con el cual se podrán conocer los montos de venta de energía al ICE.
Esta es una tarea que compete a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep), la cual mantiene el tema en estudio.
“El Regulador ordenó que se presentara una propuesta lo antes posible. Es para construir modelos alternativos, porque de acuerdo con el ICE ellos presentarían una propuesta en abril o mayo del próximo año. Este modelo debe pasar por el proceso de audiencia pública”, confirmó Carolina Mora, vocera de la Aresep.
La compra de energía eléctrica a operadores privados es un tema que ha cobrado relevancia en los últimos años, pero que tampoco ha estado alejado de la polémica.
Por un lado, se hizo más evidente la necesidad de recurrir a estas compras ante la imposibilidad que tuvo el ICE en años anteriores de satisfacer la demanda, generando incluso racionamientos durante varias semanas. Esta imposibilidad surgió luego de varios años en los cuales el plan de inversiones en electricidad estuvo prácticamente estancado.
El otro punto ha tenido que ver con el tema de las tarifas y la legislación. Algunos sectores defienden que el Instituto debería estar en capacidad legal de comprar más energía, pero otros consideran que esto implicaría promover el negocio a favor del sector privado y favorecerlo.

Luis Valverde
l[email protected]
Ver comentarios