Enviar
Hoy hace 365 días se escribió uno de los capítulos más destacados de la historia política del país
12 meses con sabor a referéndum


Ernesto José Villalobos
[email protected]

El motivo principal de la histórica disputa electoral efectuada en Costa Rica hoy hace un año, continúa sin ratificarse.
En setiembre de 2006 el Tribunal Supremo de Elecciones aceptó la solicitud de José Miguel Corrales para recolectar firmas que respaldaran la convocatoria a un referéndum.
Siete meses después —en abril de 2007— el propio órgano electoral informó que el futuro del tratado se decidiría en las urnas, dando paso a que los costarricenses salieran a ejercer el máximo derecho democrático el 7 de octubre de 2007, sin saber que 12 meses después el día continuaría nublado.
Han pasado 12 meses y la arena política ha comenzado a agitarse. Como si se tratara de una réplica por parte de quienes se opusieron a la aprobación del Cafta, estos han lanzado una muestra de sus intenciones de cara a la elección presidencial de 2010.
En el aniversario de la consulta presentarán un tribunal electoral patriótico. Con esta iniciativa procurarán dar forma a diferentes propuestas sueltas, para crear una coalición contra los partidos neoliberales.
En las sesiones exploratorias han participado partidos como Acción Ciudadana, Frente Amplio, el Humanista y el ADN, y dirigentes como Rolando Araya, José Miguel Corrales y Walter Muñoz.
El cisma que significó el referéndum continúa enviando réplicas.
Dentro del partido oficialista la agitación es sentida y un puñado de aspirantes a la candidatura presidencial verdiblanca han alzado la cabeza y dicho presente, cosa que mantiene turbias las aguas.
En alguna de las figuras ya postuladas —Laura Chinchilla, Fernando Berrocal, Johnny Araya o Guillermo Zúñiga— recaerá dicha responsabilidad.
Entretanto, los miembros del sector más interesado en que se aprobara la iniciativa comercial que dio pie al referéndum, los exportadores, han dado las señales inequívocas de la preocupa
ción que los golpea.
Textileros, azucareros, miembros de la industria alimentaria y quienes exportan productos agrícolas señalaron como urgente la aprobación del tratado en la Asamblea Legislativa.

“Pocos parecen ser conscientes del daño que el incumplimiento de plazos, el retraso y la falta de certeza representan para el país, especialmente en el plano de la confianza y en todos los niveles”, expresó Juan María González, presidente de la Cámara de Industrias.



Ver comentarios