Enviar
Segunda ronda de análisis se llevará a cabo la primera semana de mayo en Pekín
TLC con China se definirá en julio

• Empresarios esperan que decisión sea favorable para el sector productivo

Carlos Jesús Mora
[email protected]

En julio se sabrá si un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Costa Rica y China resultaría viable para ambas naciones.
Para finales de ese mes las autoridades comerciales de ambos países presentarán ante sus respectivos gobiernos los alcances del estudio de factibilidad del acuerdo comercial, del cual dependerá que se prosiga con las aspiraciones comerciales planteadas cuando se iniciaron las relaciones diplomáticas entre ambas naciones el 5 de junio de 2007.
Como parte de dicho estudio de factibilidad, se llevará a cabo una segunda ronda de análisis durante la primera semana de mayo en Pekín. El primer encuentro tuvo lugar en enero de este año en San José.
Por ahora los resultados parecen favorables, indicó Marco Vinicio Ruiz, ministro de Comercio Exterior.
“Hasta el momento vamos muy bien, aún no podemos definir si vamos a negociar o definir un TLC con China, esta decisión se tomará tras una valoración política que hagan los gobiernos de los dos países”, aseveró Ruiz, quien consideró que de concretarse esta posibilidad Costa Rica deberá cumplir primero con las negociaciones del Acuerdo de Asociación con la Unión Europea.
Prácticamente, Costa Rica no exporta a China ninguno de sus cultivos tradicionales como el café y el banano, por lo que abrir camino a estos bienes para su ingreso en el mercado del gigante asiático constituye todo un reto.
Además de estos productos, los expertos señalan que el país puede incursionar con éxito en el mercado chino con productos como el melón, las flores y los artefactos industriales.

“De avalarse un TLC con China, el país tendrá que estudiar y traspasar lo que se denomina una cortina cultural, pues las costumbres asiáticas son muy distintas a las del resto de los países con los que Costa Rica está acostumbrado a tener relaciones comerciales, pero sin duda alguna esto representa un gran reto para el país, el cual puede afrontar”, consideró Allan Rapso, analista.
Entre tanto, el sector empresarial y exportador del país se muestra optimista de que se logre concertar el acuerdo comercial.

“Estamos a la expectativa de lo que pueda pasar, para quienes ya exportamos a China un TLC significaría un gran beneficio en términos arancelarios y de facilidades, aunado al que tenemos ya, de ser el primer país en la región en tener vínculos diplomáticos con este país”, dijo Pablo Vargas, gerente general de Café Britt.
Entretanto, la embajada de China y la Cancillería trabajan para la eventual visita que el presidente Hu Jintao haría al país en el transcurso de este año.



Ver comentarios