“Plan B” para ley de bienestar animal cerca de discutirse en el Plenario
Imagen con fines ilustrativos. Shutterstock/La República
Enviar

La Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa aprobó ayer el texto sutitutivo para el proyecto de bienestar animal impulsado por la ciudadanía mediante iniciativa popular, el “plan B” de algunos diputados por si se rechaza la ley que actualmente se discute en el plenario.

El proyecto pasaría al plenario automáticamente después del 20 de noviembre, fecha de vencimiento que tiene la Comisión para dictaminar la iniciativa popular.

Esto ampliaría las posibilidades de aprobar “una ley que modernice el marco legal para la protección de los animales”, de acuerdo con Marcela Guerrero, diputada del Partido Acción Ciudadana y miembro de la Comisión.

El texto nuevo busca igualar el contenido en el expediente dictaminado con el otro proyecto de bienestar animal, que actualmente se encuentra en el plenario y que fue llevado a consulta a la Sala Constitucional.

Dos proyectos distintos
Uno de los proyectos es una iniciativa popular que se impulsa desde el 2014, que sometería a referéndum la decisión sobre la ley que protege a los animales.

El otro fue votado por 50 diputados y está actualmente en el plenario para su discusión.

El proyecto sufrió modificaciones luego de ser enviado a consulta a la Sala Constitucional, ya que se consideraban las multas y las penas de cárcel como desproporcionadas.

Después de ello fue evaluado por una comisión de consultas, para después devolverlo al plenario.

“Vamos a tener dos proyectos , prácticamente con la misma fisionomía, con el objetivo de igualar los objetivos de quienes hemos venido luchando por el bienestar animal”, aclaró Guerrero.

“Jugamos con “dos frentes”, por decirlo popularmente. Tenemos un “plan B””, agregó.

El texto en ambos proyectos reduce las multas económicas en los casos en los que no se garantice la limpieza del animal, no se recojan su heces o se promuevan las peleas entre ellos, a montos entre los ¢106 mil y ¢212 mil.

Asimismo, se redujo la pena de cárcel de entre seis meses a dos años a un rango entre los tres meses y un año, a quienes maltraten a un animal, tenga sexo con ellos o debilite de forma persistente su salud.

Por último, bajaron a tres meses y dos años de cárcel, las penas por matar dolosamente un animal.


Ver comentarios