“No sé que más hacer para estar en la Selección”
El remate de media y larga distancia de Marvin Angulo movió la balanza en favor de Saprissa durante todo el torneo. Imagenesencostarica.com/ La República
Enviar

Marvin Angulo es posiblemente el jugador más desequilibrante del Saprissa y lo ha sido de manera constante durante los últimos tres torneos cortos.

Además, este año se consagró como el goleador y matador del Monstruo con 11 tantos y se soltó a dar espectáculo con sus sombreros, caños y golazos como el francotirador que es.

Nuevamente cosechó un título más en su carrera con el Saprissa, pero todavía existe una espinita como de 10 centímetros de largo que cala en el hígado del volante saprissista y es el no ser convocado a la Selección Mayor de Fútbol.

¿Qué más tiene que hacer el jugador para merecer un puesto en la medular tricolor?
Esto le preguntamos al 10 y mirando al suelo respondió.

“Yo siempre aspiro a más en mi carrera, siempre me propuse salir al extranjero y viví la experiencia una vez y luego me dije que quería estar en la Selección y no se me ha dado, son cosas que uno a veces no entiende”, comentó Angulo al finalizar el encuentro y en media celebración morada.

El seleccionador costarricense Óscar Ramírez lo ha convocado a los microciclos pero a la hora de la verdad, el apellido Angulo en la convocatoria brilla por su ausencia.

“Hago buenos torneos y no me convocan, quedo campeón y no me convocan, entonces uno se pregunta qué más tengo que hacer o para qué estar a mi mejor nivel si no me dan la oportunidad de mostrarme”, añadió el goleador de la “S”.

Su pierna derecha amaestrada, su visión de juego y capacidad para salirse del libreto son cualidades que el nacido en Heredia podría aportarle a la Sele, además de la opción de solucionar partidos enredados con un tiro libre o disparo que tanto enamoran a la afición que lo respalda.

Pero la convocatoria tampoco le desvela y ve con buenos ojos la posibilidad de figurar en el extranjero.

“Seguiré luchando hasta que se me dé la oportunidad y si no tranquilidad, estoy feliz porque terminamos como equipo un torneo espectacular, lo único que pensé era en salir campeón este año y gracias a Dios lo logramos, ahora esperar para ver si se da la opción para salir al extranjero”, comentó.

El encuentro ante Herediano puso la cereza en el pastel para terminar de confirmar su rendimiento y fue el encargado de montar el show y sacar de quicio a Randall Azofeifa y Elías Aguilar con su magia.

“En mi mente siempre pienso en sacar algo de magia como usted dice, no soy un jugador hecho para el choque físico porque tengo las de perder, pero conozco mis debilidades y ventajas y trato de jugar con la bola dominada. Durante toda la carrera sufro porque siempre me pegan patadas pero ya uno se acostumbra”, afirmó.

Una de las principales ventajas que tuvo el mediocampista fue el aporte que le dieron sus otros compañeros en la cintura.

Ulises Segura y Mariano Torres llegaron a liberar a Angulo de toda la presión que tenía y aportaron con sus distintas cualidades.

Segura era el encargado de cambiar los ritmos del partido y meterle velocidad para abrir espacios, Torres le dio pausa al equipo cuando lo ameritaba, y Guzmán era el equilibrio, la escoba que detenía los embates contrarios y el encargado de repartir balones largos.

El trabajo de este sector del equipo, aunado a todo un engranaje bien trabajado, es fundamental para que el 10 sobresaliera.

Ver comentarios