¿Cómo se financiará el presupuesto 2017?
Enviar

El 46% del presupuesto 2017 será financiado con una deuda que será de ¢4,1 billones.

La cifra implica un incremento del 12,4% con respecto a 2015, cuando el gobierno presupuestó unos ¢3,7 billones para hacer frente a sus gastos.
El resto de las obligaciones será financiado por la recaudación impositiva.
El servicio de la deuda (interés y amortización de capital) que el gobierno enfrentará el año próximo será de unos ¢2,9 billones.
Esto quiere decir que el 70% del endeudamiento que tomará el gobierno será destinado exclusivamente al pago de deuda anterior.
Este esquema, que podríamos llamar de bicicleta financiera, implica que el gobierno, desde hace años, paga sus deudas tomando más deuda.
En los últimos años la situación mundial de bajas tasas de interés ha permitido conseguir financiamiento a buen precio; sin embargo, si las tasas de interés comenzaran a subir el panorama cambiaría drásticamente, y sería cada vez más caro endeudarse.
A pesar del esfuerzo realizado por el gobierno y por Hacienda, lo cierto es que sin reforma fiscal y un ajuste a muchos de los privilegios del Estado, que incluso reconocen necesario algunos sindicalistas, el país camina al colapso.
Cada año, la deuda se agiganta y en 2017 alcanzará el 47% del PIB.
El año próximo el financiamiento representará el 85% de los ingresos del país, mientras que hace cinco años esa proporción fue del 76%.


 
Ver comentarios