Zona norte de la capital emerge como imán de oficentros
Tanto el edificio de la Cámara de Construcción que ya tiene vendidos todas sus áreas de oficinas, así como el Centro Corporativo El Tobogán y el oficentro de Asebanacio, eligieron la zona norte de San José para ubicar sus instalaciones. Esteban Monge/La República
Enviar

201603152105490.rec.jpg
Tres oficentros son los que se encuentran a disposición de las empresas dentro de la zona norte de la capital, en los alrededores de Tibás, Calle Blancos y barrio Tournón.
Esta es una zona corporativa en aumento, ya que al oeste, como Escazú o Santa Ana o en Heredia, existe una sobreoferta de oficentros y centros corporativos.
El inventario actual de oficinas ronda los 88 mil metros cuadrados y por el momento se tiene una disponibilidad del 30%, según Colliers, analistas del mercado inmobiliario.
“Esta zona es atractiva por la buena proporción de población profesional, y que puede llenar la oferta de las empresas que se instalen en esos oficentros”, dijo Randall Fernández, de Colliers.
Ventajas competitivas a nivel de ubicación, servicios y transporte resultan atractivas para los futuros inquilinos o propietarios.
Uno de los primeros residentes de la zona fue el Parque Empresarial del Este, construido en 2010, que en este momento alberga a dos empresas de servicios: Teletech y Tech Data.
Por el momento, el parque se encuentra terminando su torre B5, de 8 mil metros cuadrados, cuya mitad ya está alquilada a una empresa multinacional, que se anunciará en algunos meses.
El otro 50% de esa torre se encuentra disponible.
Algunos de los beneficios de las instalaciones son la planta de tratamiento de aguas residuales, la disponibilidad de líneas dedicadas digitales y analógicas, así como una red de fibra óptica redundante con disponibilidad todos los días del año.
El parque se orienta exclusivamente a servir de sede a empresas proveedoras de centros de gestión de clientes y operaciones de procesos de negocios.
Por otra parte, otro con disponibilidad de oficinas es el Centro Corporativo El Tobogán, que tiene un 70% libre para empresas, multinacionales e inversionistas.
“Permite a muchas empresas evitar que sus colaboradores viajen largas horas en presas y tengan que desplazarse grandes distancias, por la accesibilidad y facilidad de transportes que ofrece”, dijo Rodolfo Cruz, gerente general de El Tobogán.
Otro oficentro que se está construyendo dentro de esta zona es el de la Asociación de Empleados del Banco Nacional, que aún no tiene inquilinos.
La instalación tiene un área de 4.300 metros cuadrados para alquilar, distribuidos en seis niveles.
“Es un edificio que por sus características y sus ventajas no tiene mucha competencia, pensamos que podría alquilarse relativamente rápido. La zona tiene un potencial para cualquier tipo de desarrollo”, dijo Jorge Sandí, director comercial de Asebanacio.
La primera planta tendrá un área comercial y las áreas comunes dispondrán de salas para reuniones, espacio de descanso y terrazas.
Por su parte, al otro lado de la calle, el nuevo edificio de la Cámara de Construcción ya tiene todas las oficinas vendidas.



 



 



Ver comentarios