Enviar
Grupo de resistencia se mantiene en Nicaragua a la espera de nuevas indicaciones
Zelaya abandona hotel nicaragüense con rumbo desconocido
• Reunión con presidente pro témpore del Grupo de Río quedaría pospuesta de no regresar

Managua, EFE.- El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, salió ayer del hotel de Ocotal, capital del departamento de Nueva Segovia, donde se hospeda, con rumbo desconocido.
Fuentes del Hotel Fronteras confirmaron que Zelaya abandonó el mismo durante la mañana del domingo y que no dijo si regresará ni tampoco hacia dónde se dirigía.
El sábado Zelaya, en declaraciones brindadas a la televisora pan-latinoamericana Telesur, dijo que ha recibido invitaciones del presidente de México, Felipe Calderón, presidente pro tempore del Grupo de Río, para visitar ese país mañana.
También señaló que recibió invitaciones para visitar Brasil el próximo martes, pero tampoco confirmó que realizará ese viaje.
Zelaya anunció el sábado en un centro deportivo de Ocotal que seguidores suyos con los que espera volver a su país están "recibiendo formación, capacitación y entrenamiento" en Nicaragua.
El derrocado gobernante no precisó si la formación que reciben sus seguidores es en el campo militar, pero indicó que desde el viernes "se esta dando la cátedra Morazánica", inspirada en el prócer nacional Francisco Morazán, quien murió fusilado en Costa Rica el 15 de septiembre de 1842, cuando luchaba por la unión de Centroamérica.
En comunicación telefónica con Radio Globo, en Tegucigalpa, el gobernante derrocado indicó el sábado que se hallaba en Ocotal, ciudad nicaragüense 25 kilómetros distante de la frontera con Honduras, hasta donde dijo que han llegado unas 1.300 personas, que son "gente que entra, que sale, que regresa".
El depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, asegura que tiene previsto volver por la "vía pacífica" a su país y, aunque está dispuesto a asumir las riendas del Gobierno, promete no presentarse a las próximas elecciones.
"Quiero preparar mi regreso por la vía pacífica. Honduras debe saber: estoy dispuesto a asumir el país en el momento oportuno. De momento, organizamos la resistencia", asegura Zelaya en una entrevista que publicará mañana el semanario alemán "Der Spiegel".
En la entrevista, el presidente depuesto insiste en que está dispuesto a aceptar el plan de paz de su colega costarricense, Oscar Arias, y afirma que "las negociaciones son la única vía" para encontrar una solución.
Sin embargo, cree que el plan de Arias sólo podrá tener éxito si se refuerzan aún más las presiones internacionales.
"La comunidad internacional debe aumentar la presión sobre los golpistas para conseguir que los golpes no se conviertan en una pandemia que pondría en peligro la estabilidad de todo el continente", sostiene Zelaya.
A su juicio, ya surten efecto las primeras medidas de presión, como la retirada por parte de EEUU de los visados diplomáticos a los golpistas, así como algunas sanciones económicas.
"En algunos puertos ya no se descargan productos que provengan de Honduras. La empresa alemana Adidas, así como Nike y Gap han anunciado que cancelarán los encargos en Honduras si no se restablece la democracia", explica con satisfacción.
Zelaya cree, no obstante, que el Gobierno de Barack Obama, si bien "tiene buenas intenciones", no ha ido lo suficientemente lejos y "debería perseguir a los golpistas con más decisión, para evitar que se repitan este tipo de golpes de Estado".
Aunque dice estar dispuesto a retomar las riendas del gobierno asegura que no se presentará a las próximas elecciones, aunque sean anticipadas.
Por otra parte, una misión formada por varias organizaciones no gubernamentales (ONGs) de Europa y América denunciaron en Honduras una "represión brutal" contra los seguidores del depuesto presidente Manuel Zelaya.
"Este Gobierno golpista viola los derechos humanos de este pueblo (hondureño) y por tanto es repudiado internacionalmente", afirmó en una rueda de prensa en Tegucigalpa la argentina Nora Cortiñas, representante de las Madres de la Plaza de Mayo.
Cortiñas condenó la muerte del maestro Roger Abraham Vallejo, de 38 años, quien falleció la pasada noche como consecuencia de una herida de bala en la cabeza que sufrió durante una acción de la policía y el Ejército contra una acción de protesta de los simpatizantes de Zelaya.
"Se demuestra con este acto una vez más la represión brutal que hay durante este golpe de Estado", sostuvo.
La española Magaly Thill, de la ONG de cooperación al desarrollo Acsur-Las Segovias, advirtió de "las graves violaciones de los derechos humanos que se están dando en el país" y pidió "que se respete la integridad física y moral de las personas que se están manifestando contra el régimen golpista".


Ex canciller mexicano critica Insulza

Santiago, EFE.- El ex canciller mexicano Luis Ernesto Derbez criticó la labor del chileno José Miguel Insulza al frente de la Organización de Estados Americanos (OEA), y dijo que ese organismo debe plantearse una "intervención" en Honduras, publica la prensa local.
Dervez recalcó que "la OEA debería haber tomado medidas concretas" ante la crisis que vive ese país centroamericano tras el derrocamiento de Manuel Zelaya el pasado 28 de junio. "Se debiera estar pensando en un proceso de intervención", subrayó.
Ver comentarios