Zapatero apura el paso
Enviar
Zapatero apura el paso


Madrid- José Luis Rodríguez Zapatero, cuya fortuna política como presidente del Gobierno de España fue impulsada hasta ahora por una economía floreciente, ha emprendido una carrera contra el reloj.
El aumento de los co
stos crediticios y la caída de los precios residenciales están debilitando el crecimiento justo cuando el presidente socialista busca su reelección el 9 de marzo. El cambio de rumbo ha ayudado al líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, a reducir a la mitad la ventaja de Zapatero en las encuestas de opinión durante el pasado mes; ahora ambos están en un empate estadístico.

Zapatero, de 47 años, el más reciente líder nacional en perder popularidad por los efectos en cadena de la crisis de hipotecas “subprime”, o de alto riesgo, en Estados Unidos, ha tratado de recuperar impulso ofreciendo un salvavidas de propuestas de recortes fiscales y subsidios para la vivienda. Por su parte, Rajoy dice que reactivará el gasto con menores impuestos para las empresas y la anulación de los gravámenes al ingreso para los trabajadores españoles más pobres.
“Zapatero está mucho más a la defensiva ahora”, dijo Dragana Ignjatovic, analista política de Global Insight en Londres. “La desaceleración está ocurriendo y la crisis del crédito la fomenta”.
En un país con una tasa de propiedad de la vivienda de 85%, la más alta en la región del euro de 15 países, el debilitamiento del mercado inmobiliario español se propaga. El crecimiento aflojará a 3% este año, el ritmo más lento desde 2002, pronostica la Comisión Europea.
Los pedidos de subsidio por desempleo en España subieron por tercer mes consecutivo en diciembre. Los precios de la vivienda podrían caer hasta 8% este año, según Deutsche Bank AG, su primera declinación histórica. La tasa Euribor, usada en España para fijar los tipos hipotecarios, alcanzó 4,79% el mes pasado, la más alta desde 2000.
“Los votantes han visto aumentar la inflación y el desempleo; sus casas no valen tanto como pensaban, y esto los hace sentir en peor posición”, dijo Rafael Pampillion, profesor de economía en el Instituto de Empresa en Madrid. “Ya sea culpa de Zapatero o no, la gente identifica una caída en su nivel de vida con el Gobierno del momento”.
Rajoy, de 52 años, está haciendo de la economía la pieza central de su campaña. Acusa a los socialistas de dilapidar la expansión que heredaron en 2004 después que un letal atentado terrorista islámico en Madrid los ayudó a obtener el poder. El PP se compromete a reducir los impuestos empresariales en 5 puntos porcentuales.
La más reciente encuesta de la estación de radio Cadena Ser, dada a conocer el 14 de enero, mostró a los socialistas de Zapatero a la cabeza con 43% contra 40%; la encuesta de 1 mil votantes probables tuvo un margen de error de 3,1 puntos porcentuales.
Un sondeo de Sigma 2,
una empresa encuestadora madrileña, mostró a Rajoy superando a Zapatero con 40,1% contra 39,7% en gestión económica, y rezagado en todos los otros temas excepto el terrorismo. En política social, Zapatero encabezaba con 52% frente a 29%. Sigma 2 entrevistó a 10.400 personas entre el 14 y el 26 de diciembre.
Rajoy trata de salvar la diferencia en los temas sociales proponiendo terminar con los impuestos para las personas que ganan menos de 16 mil euros ($23.500) al año.
La medida sacaría a 7 millones de los llamados “mileuristas”, los que ganan menos de 1 mil euros al mes, de la lista de impuestos. Más de un tercio de los trabajadores caen en esa categoría.
“Creeré en eso cuando lo vea”, dice Juan José Merino, de 36 años, obrero de la construcción de Mostoles, cerca de Madrid, que dice ser “mileurista”. “Si te bajan los impuestos, lo recuperan en alguna otra parte. Si el precio del pan y la leche suben, estás donde empezaste”.
Merino dice que planea “votar en blanco” como protesta por haber sido excluido de la expansión récord española. Más de 3 millones de empleos fueron creados, el desempleo cayó a 8%, un mínimo de 25 años. Y los precios residenciales subieron a más del doble desde 2000 a 2007. El presidente del Gobierno se vanaglorió en un discurso en abril de que la economía estaba en su mejor forma en 30 años.
La excesiva dependencia de la construcción que tiene España, sin embargo, dejó al país vulnerable. Más de 18% del producto interno bruto proviene de la construcción, el doble del promedio de la UE. Cerca de 95% de las hipotecas tienen tasas variables.
La tasa de impagos de hipotecas que tiene el Banco Español de Crédito SA llegó en el cuarto trimestre a casi el doble de la del mismo período del año anterior, a 0,5% de los préstamos para la vivienda, dijo el banco el 11 de enero.

Ver comentarios