Enviar
Zapatero y Rajoy concentrados en sus feudos

Campaña presidencial española entra en recta final

Madrid
EFE

Los dos principales contrincantes en los comicios del domingo, el socialista y jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder conservador, Mariano Rajoy, concentraron la actividad ayer, penúltimo día de la campaña electoral, en sus respectivos feudos.
Andalucía y Cataluña, origen de una gran parte de los votos del Partido Socialista español (PSOE), fueron elegidas por Zapatero para encontrarse con sus seguidores en esta recta final de la campaña.
Rajoy, que en las últimas horas ha multiplicado sus mensajes desde distintos medios de comunicación, optó por Valencia, uno de los principales bastiones de su partido, para celebrar un gran mitin en la plaza de toros de la ciudad.
El Partido Socialista competirá en esa región del Mediterráneo con una lista encabezada por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, uno de los miembros mejor valorados del Ejecutivo, y en la que confía para ganar posiciones en el feudo de su principal rival.
Andalucía fue visitada de nuevo ayer por Rodríguez Zapatero, quien intervino en un mitin en Córdoba acompañado por el presidente regional andaluz y uno de los pesos pesados socialistas Manuel Chaves, que el domingo intenta revalidar su mandato en las elecciones autonómicas que se celebran en paralelo a las generales.
Zapatero aseguró que mientras él sea presidente esa región será “la primera”, porque es la comunidad autónoma de España que tiene “un futuro más prometedor y, sobre todo, porque es la tierra a la que se le deben más cosas”.
Criticó a la candidata del Partido Popular en la lista de Madrid Ana Mato que recientemente dijo que los niños andaluces son “prácticamente analfabetos”, para concluir que “por dignidad, ni un sólo voto de un andaluz para el PP”.
Tras asegurar que los conservadores “no tienen proyecto”, presentó a la España actual como la de “mayor bienestar de toda su historia”.
El candidato “popular” dijo por su parte que su prioridad básica será “arreglar la economía”, tras acusar al Gobierno socialista de haber vivido de la “herencia y de la inercia”.
“Ahora toca afrontar la realidad, coger el toro por los cuernos y economía, economía y economía”, agregó Rajoy que sostuvo que su partido sabe cómo afrontar la actual situación económica porque ya lo hicieron en 1996 cuando llegaron al gobierno.
El candidato del PP realizó estas consideraciones en la ciudad de Teruel, en el noreste de España, donde hoy mantuvo un encuentro con colectivos sociales y empresariales y donde fue recibido por un grupo de simpatizantes vestidos con camisetas en las que podía leerse, “Soy la niña de Rajoy”, en alusión a su ya metáfora electoral para simbolizar el futuro que quiere para el país.
El líder del PP, al que los sondeos dieron como perdedor en el segundo debate cara a cara que mantuvo el martes con Zapatero, asumió ayer la paternidad de la idea de la “niña” que presentó al final del primer debate con Zapatero, el 25 de febrero, y que se ha convertido en una de las protagonistas de la campaña.
La “niña” y la guerra de vídeos en la que los dos principales partidos compiten por el voto, ilustran esta larga y tensa campaña electoral que mañana concluirá después de quince días plagados de mítines, promesas y acusaciones, precedidos de semanas de agria precampaña.
Ver comentarios