Enviar
Yihad Islámica incumple tregua con Israel

Gaza
EFE

La Yihad Islámica reivindicó ayer el lanzamiento desde Gaza de dos cohetes Al-Kassam contra el sur de Israel, apenas seis días después de que Israel y las milicias palestinas iniciasen una tregua temporal en la franja.
Los proyectiles cayeron en el jardín de una casa vacía en la ciudad de Sderot y en una zona abierta en el desierto del Neguev, sin causar daños personales ni materiales, informó la Policía israelí.
La pasada noche, un proyectil de mortero fue lanzado contra territorio israelí, lo que suponía la primera vulneración del alto el fuego iniciado el jueves.
El disparo llegó después de que el Ejército israelí y el Shin Bet (servicio de inteligencia interior israelí) mataran en una operación conjunta a dos supuestos miembros de la Yihad Islámica en Cisjordania, donde no rige el cese de hostilidades.
Una de las víctimas mortales era Tarik Jumea, también conocido como Abu Jalí, de 24 años y, según el Ejército israelí, líder de la Yihad Islámica en la ciudad cisjordana de Naplusa.
Fuentes palestinas aseguran que Jumea no era ningún terrorista, sino un estudiante de cuarto curso de la Facultad de Artes y que ninguno de los dos jóvenes fallecidos iba armado.
Por su parte el Cuarteto de Paz para Oriente Medio (Estados Unidos, Rusia, UE y ONU) instó ayer a israelíes y palestinos a respetar la tregua entre Israel y el movimiento islámico Hamás y llamó a ambas partes a “mantener la calma”, pese los incidentes registrados.
La tregua “debe ser respetada”, afirmaron en un comunicado conjunto los miembros del Cuarteto, reunido ayer en Berlín coincidiendo con la conferencia para la reestructuración de la Policía civil y el sistema judicial palestino.
En la nota se insta además a Israel a detener la construcción de asentamientos en los territorios palestinos y a dejar los puestos construidos desde marzo de 2001.
Asimismo, el Cuarteto expresa su confianza en que, pese a los incidentes, la tregua se mantendrá para posibilitar una mejora de las condiciones de vida de palestinos e israelíes y una “vida normal” en la franja de Gaza.
Ver comentarios