Y va de nuevo Cartago
El florense Josimar Arias y Carlos Johnnson se podrían enfrentar este domingo, en el primer partido de la serie entre Cartaginés y Herediano. www.imagenesencostarica.com/La República
Enviar

Y va de nuevo Cartago

Los brumosos vuelven a estar en la recta final hacia el ansiado título

En la ciudad de las brumas un sentimiento embarga a los cartagos. No es nada nuevo, porque es algo que no data de días, meses o años, sino de décadas. La posibilidad de ser campeones y de estar a cuatro partidos de lograrlo pone a soñar nuevamente a los paperos aunque entre el querer y el poder, hay un Herediano de diferencia.

201311292332480.a22.jpg
Al frente de los blanquiazules de nuevo Javier Delgado, el hombre que tomó a un Cartaginés asustado por el descenso y lo devolvió a la vida llevándolo a la final del torneo anterior. No obstante, está claro que este equipo a lo largo de los dos torneos ha tenido altibajos que lo hacen un conjunto impredecible.
Delgado intenta quitarse presión poniendo de favoritos a los Heredianos aunque reconoce que su equipo tiene mucho que decir y habla de “arriesgarlo absolutamente todo”. De esa forma Javier está señalando un camino, tal vez el único que lo podría llevar hacia el campeonato y deja entrever que tal vez aprendió que en algunos partidos de este campeonato e incluso en la final del pasado, el apostar a un planteamiento muy conservador le costó caro.
Del otro lado tenemos a un Herediano que no basta con atacarlo.
Los florenses son sin duda un equipo de lujo y Marvin Solano es quizá el único técnico del torneo que vive despreocupado por las lesiones, ya que tiene una banca abundante y de lujo.
Además de eso, parten los heredianos con la ventaja competitiva, aunque para Marvin Solano eso no está en sus cuentas y más bien el técnico intenta bajar cualquier tono de triunfalismo en su camerino.
Aparte de su ya conocido ramillete ofensivo, que incluye a un Víctor “Mambo” Núñez enamorado con el gol, anuncia Solano que ya tiene listo a Yendrick Ruiz y no descarta ocuparlo.
Con respecto a los jugadores, destaca el hecho de que el brumoso Pablo Herrera vuelve a una final nacional tras cinco años desde que la disputó defendiendo los colores rojinegros en 2008, ante Saprissa, misma que perdieron los rojinegros.
“Ayuda bastante la experiencia”, dijo el veloz jugador, que llegó está temporada al cuadro blanquiazul, procedente del Uruguay de Coronado.
Por su parte, Esteban Ramírez consideró que su equipo está mejor preparado y armado ahora que en la final pasada y considera casi como una obligación el que Herediano saque esta serie.
“La pasada serie la veíamos más pareja, pero en esta creo que podemos ser superiores”. No obstante, reitera que cero confianza de los jugadores rojiamarillos, que están conscientes de lo que implica jugar en el Fello Meza.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios