Logo La República

Miércoles, 12 de diciembre de 2018



GLOBAL


Washington pide nuevas sanciones contra Irán

| Viernes 16 noviembre, 2007



Gobierno iraní avanza en construcción de un reactor nuclear
Washington pide nuevas sanciones contra Irán

Informe de OIEA atómica afirma que Teherán ha instalado 3 mil centrifugadoras nucleares


Redacción internacional
EFE

Estados Unidios defendió ayer la imposición de nuevas sanciones contra Irán, después de que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) reconociera que su conocimiento sobre el actual programa nuclear iraní está “menguando”.
En un informe divulgado en Viena, el OIEA certificó que pese a las demandas del Consejo de Seguridad de la ONU, Teherán prosigue sus actividades de enriquecimiento de uranio y avanza en la construcción de un reactor nuclear de agua pesada.
Aunque el OIEA reconoció que “Irán ha dado acceso suficiente a individuos y ha respondido de forma concreta a las preguntas” planteadas por los funcionarios de la ONU, indicó que desde 2006 no ha recibido el mismo flujo de información que obtenía con anterioridad sobre el programa nuclear iraní.
El documento será valorado el próximo día 19 en una reunión de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, China y Rusia) más Alemania, que acordaron a principio de mes en Londres apoyar una nueva resolución con más sanciones contra Irán.
En Washington, Sean McCormack, portavoz del Departamento de Estado, dijo que Estados Unidos considera que Irán sigue ofreciendo “respuestas parciales” y “desafiando” a la comunidad internacional en relación a su programa atómico.
McCormack afirmó que Estados Unidos seguirá adelante con sus esfuerzos para lograr una tercera resolución de las Naciones Unidas contra Irán.
“Solamente una resolución firme, con sanciones nuevas y contundentes, permitirá el éxito de la diplomacia”, declaró por su parte el embajador estadounidense ante la ONU, Zalmay Khalilzad.
Pero en Teherán el principal negociador nuclear iraní, Sayed Yalili, afirmó que el informe demuestra que son infundadas las acusaciones contra Irán de que persigue fabricar armas nucleares con su programa nuclear.
Según Yalili, es poco probable que el Consejo de Seguridad de la ONU adopte una nueva resolución de sanciones contra Irán.
El informe del OIEA, redactado por su director, Mohamed el Baradei, confirmó también que Irán ha terminado de instalar 3 mil centrifugadoras nucleares.
Con 3 mil centrifugadoras funcionando a pleno rendimiento se podría obtener uranio enriquecido para alimentar una bomba nuclear en alrededor de 18 meses, según los expertos.
Pero una fuente diplomática conocedora del informe aseguró que las centrifugadoras están diseñadas para producir uranio poco enriquecido, destinado a la producción de energía, y están funcionando a un ritmo muy lento.
Irán insiste en que su programa nuclear tiene sólo un fin pacífico y únicamente pretende producir electricidad, mientras que Estados Unidos, el Reino Unido y Francia sospechan que quiere hacerse con armas nucleares.
Los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania han ofrecido a Teherán un importante paquete de ventajas económicas, que incluye tecnología nuclear de punta de uso civil, a cambio de que interrumpa sus actividades de enriquecimiento de uranio.
El informe del OIEA insiste a Irán en que ratifique el Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación de armas nucleares (TNP), que permite visitas sin aviso previo de todas las instalaciones nucleares.
“Irán ha cumplido con el calendario acordado”, pero “la cooperación (iraní) ha sido más reactiva” que producto de una decisión voluntariamente tomada, afirmó una fuente diplomática en Viena.