Enviar
Wardy le da oxígeno a la Liga
Cartaginés dejó escapar la opción de amarrar la clasificación

No fue un error del portero Wardy Alfaro, fueron dos, justo lo que necesitaba Alajuelense al menos para extender la agonía y mantener la esperanza, casi sueño, de clasificar.
Sí, dos “bomberazos” de Alfaro, en una noche cargada de neblina para él, ayudaron a su exequipo y perjudicaron al Cartaginés, que tenía la mesa servida para acercarse, aún más, a la cima de la clasificación.
Y es que al final de los 90 minutos el empate a dos fue el resultado, mismo que sirve de poco a ambos clubes, por diferentes razones, pero urgían de sumar de tres.
Los locales arrancaron fuerte, el apoyo de su afición, que casi llenó el Fello Meza para alentarlos, hizo que dominaran las acciones y apenas a los diez minutos ya celebraran la apertura del marcador.
Provino de un tiro libre tras falta del brasileño Everton Cézar sobre Yader Balladares. Desde unos 30 metros Danny Fonseca soltó un obús que perforó la barrera y venció a Patrick Pemberton.
Se le venía la noche a la Liga, su defensa era un coladero, Ariel Rodríguez y José Salvatierra sufrían, sobre todo porque la medular no paraba nada. Oscar Ramírez leyó bien el juego, se dio cuenta de que Cézar andaba pésimo, lo sacó y logró equilibrar las acciones.
Fue Juan Gabriel Guzmán quien entró por el brasileño, y con solo dos minutos en la cancha intentó hacer un centro, tan mal le dio que fue a marco, pero para su fortuna, Wardy Alfaro salió pésimo y el balón terminó en el fondo de la red.
Con acciones niveladas, sobre la húmeda gramilla, el marcador no se movió más en la primera mitad.
En la complementaria los locales de nuevo intentaban marcar la pauta, pero no contaban con que su portero estaba en mala noche y tras un tiro libre, que de nuevo parecía intrascendente, Wardy salió mal, se quedó corto y en las alturas le ganó el duelo Pablo Gabas, para decretar el 2 a 1.
Pero al menos lograron equilibrar el marcador. De nuevo tras acción de balón parado, la zaga de la Liga no despejó y en medio del montón de piernas surgió Villalobos Chan para el 2 a 2, que al final fue definitivo.
Cartaginés la tuvo para consagrarse, pero una vez más, en el partido de la verdad, quedó debiendo, y la Liga, sigue soñando.

Cristian Williams
[email protected]
Ver comentarios