Foto 1
Enviar

Wall Street frena cuatro días de pérdidas pero cierra otra semana en rojo


Wall Street terminó ayer con ganancias moderadas en sus principales indicadores que le permitieron frenar cuatro días consecutivos de pérdidas pero insuficiente para evitar otra semana en números rojos.
El Dow Jones de Industriales avanzó este viernes un 0,19% hasta los 17.712,66 puntos, pero volvió a perder la barrera de los 18 mil puntos tras acumular un descenso del 2,31% en los últimos cinco días, su peor semana desde finales de enero pasado.
Peor fueron las cosas para el índice compuesto del mercado Nasdaq ya que pese a remontar hoy un 0,57% cerró con una caída semanal del 2,69%, mientras que el selectivo S&P 500 subió un 0,24% y terminó con un descenso del 2,25% en los últimos cinco días.
Los inversores en Wall Street cerraron el día con avances después de que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, dijera en San Francisco que la temida subida de los tipos de interés "podría estar garantizada para finales de año" sin entrar en más detalles.
La jornada arrancó al alza después de publicarse que la economía estadounidense creció un 2,2% en el último trimestre de 2014, por debajo de lo que esperaban los analistas, aunque el gasto de los consumidores entre octubre y diciembre aumentó más de lo previsto.
Los inversores también celebraron otro indicador que fue mejor de lo esperado, ya que la confianza de los consumidores se situó en marzo en 93 puntos, por encima de los 92 puntos que habían calculado los analistas.
Wall Street también estuvo pendiente de la evolución del precio del petróleo, que en el caso del barril de Texas cayó este viernes un 4,9% hasta $48,87, pero cerró la semana con un ascenso semanal del 6% aunque todavía por debajo de $50.
Finalmente, en clave empresarial, el gran protagonista del día fue Intel, que se disparó más de un 6 % y lideró las ganancias en el Dow Jones tras publicarse que mantiene negociaciones para comprar la firma tecnológica Altera.
Los mercados ya están con la mirada puesta en la nueva temporada de resultados que arrancará el 8 de abril con Alcoa, y la impresión generalizada de que muchas empresas resentirán en sus cuentas el impacto de la fortaleza del dólar.

EFE

 

Ver comentarios