Enviar
Mercados de valores estadounidenses se desmarcan del resto del mundo
Wall Street cierra con sorprendente subida

Las bolsas europeas volvieron a caer y registran bajadas de un 4%


Nueva York
EFE

Wall Street se desmarcó ayer del resto de las bolsas del mundo y sorprendió con una meteórica subida a última hora de casi 300 puntos (2,5%), que contrastó con los números rojos con que cerraron el resto de las principales plazas financieras.
En Latinoamérica el mercado bursátil de Lima cerró con un descenso del 5,93%, Sao Paulo del 3,32, Santiago de Chile del 0,87, Montevideo del 0,17, Buenos Aires del 2,69 y Bogotá del 0,86%, entre otras caídas.
Horas antes en Europa también abundaron las pérdidas. El pasado lunes, los principales indicadores de todo el mundo se desplomaron, arrastrados por el temor a una recesión en Estados Unidos, con pérdidas de, por ejemplo, un 7,2% en el DAX 30 de Fráncfort y un 7,5% en el Ibex 35 de Madrid.
Tras un inesperado recorte de tipos anunciado el martes por la Reserva Federal estadounidense (Fed), los mercados
reaccionaron con una tendencia al alza, aunque a lo largo del día volvieron a acumular pérdidas y terminaron la jornada en negativo.
El FTSE 100 de Londres cayó un 2,3%, el CAC 40 París bajó el 4,25%, el Ibex 35 de Madrid perdió el 4,56 y DAX 30 Fráncfort retrocedió un 4,88%.
Según los operadores, la bajada de los tipos en Estados Unidos fue interpretada también como una reacción de pánico de la Fed y dejó ver que la situación económica en el país es delicada, por lo que el ambiente de incertidumbre sigue presente entre los inversores.
Para algunos analistas, las reacciones de las bolsas frente al anuncio de la Fed fueron exageradas y opinaron que el mercado se mantiene nervioso y la negociación muy tensa.
Las caídas tuvieron lugar después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, sugiriera ayer que no secundará la baja de los tipos de interés acometida el martes por la Reserva Fede
ral -banco central estadounidense- para tratar de evitar una recesión económica.
Durante su comparecencia ante el Parlamento Europeo, Trichet se desmarcó así de la estrategia emprendida por la Reserva Federal de apostar claramente por un recorte de tipos de interés de referencia, pese a que ello pueda conllevar riesgos inflacionistas. Con ese comentario, que lleva a pensar que el BCE no modificará los tipos de interés para salir en ayuda de los mercados financieros, Trichet también truncó la recuperación iniciada en las principales plazas europeas, animadas por la contenida caída de Wall Street el día anterior.
Al decir que el BCE controlará la inflación para “evitar sumar más volatilidad” a la situación actual y añadir que debe aplicarse a esta tarea con ahínco “aún en fases de corrección y turbulencias” en los mercados financie
ros, Trichet hizo que la bolsas que habían abierto al alza, cambiaran de tendencia y cerraran con descensos.
A ese cierre en negativo ayudó la publicación de datos macroeconómicos, como el descenso de la actividad en el sector servicios europeo en enero, hasta niveles de 2003, y el mantenimiento sin cambios en el sector industrial.
Horas antes, los mercados asiáticos se habían dejado llevar en parte precisamente por la moderación del descenso estadounidense el día anterior y la noticia del recorte de tipos.
Así, Yakarta cerró con una subida del 7,92%, Singapur avanzó 4,08 y Manila ganó 2,68%, mientras que Bangkok acabó con un leve descenso del 0,12%.
Tokio recuperó también el 2,04%, Hong Kong subió el 10%, Seúl el 1,21% y Shanghái el 3,14%.
Wall Street sorprendió a última hora de la sesión bursátil en Nueva York y, cuando no quedaban más de sesenta minutos para el cierre y después de haber llegado a caer más de 325 puntos durante la sesión, emprendió un ascenso meteórico.
Al cierre del mercado, el Dow Jones de Industriales, donde se agrupan los treinta principales valores del mercado, concluyó con una subida de casi 300 puntos y su primera ganancia en las últimas seis jornadas bursátiles.
Ese avance coincidió con un descenso del barril de crudo de Texas de más de dos dólares, un 2,5%, para acabar a menos de $87, el precio más bajo de los últimos tres meses.
El valor del petróleo persistió a la baja en el mercado neoyorquino, por segunda sesión consecutiva esta semana, afectado por el temor a una posible caída de la demanda de crudo y de combustibles si, como temen los expertos, la economía estadounidense se ralentiza o entra en recesión.
Ver comentarios