Enviar
Wall Street regresa a los números rojos

Nueva York
EFE

La Bolsa de Nueva York registró ayer la séptima mayor caída en puntos de su historia (-514,45) y selló con un descenso del 5,69% una nueva jornada desoladora para todas las plazas financieras.
La caída de ayer en Wall Street, atribuida por los analistas al persistente temor a que la crisis financiera abra paso a una recesión económica mundial, se sumó a la ya registrada el martes del 2,5%.
Juntas neutralizan la fuerte subida del pasado lunes, cuando el Dow Jones de Industriales, el principal indicador de la Bolsa de Nueva York, subió el 4,67%.
El nivel al que cayó ayer ese índice prácticamente borra también los avances logrados en la histórica sesión del lunes 13 de octubre, cuando llegó a subir un 11,08% y ganó 936,42 puntos.
Por unidades, el Dow Jones nunca antes se había anotado una subida tan pronunciada.
Si aquel día el índice abrió a 8.462 puntos, ayer cerró a 8.519, tan sólo 57 por encima.
Como viene siendo habitual, el descenso de ayer se atribuyó al pesimismo que reina en el mercado ante la cada vez más evidente traslación de lo que comenzó como una crisis financiera hacia una recesión económica internacional, impulsada por el estallido de la burbuja inmobiliaria en muchos países.
Reforzó esa sensación la publicación de datos como los del banco Wachovia, que en los nueve primeros meses del año perdió $33.277 millones, 23.889 de ellos sólo en el último trimestre.
Lo mismo ocurrió con el fabricante aeronáutico Boeing, que vio reducirse un 9,3% su beneficio en los nueve primeros meses del año y hasta un 37,6% en el último trimestre, debido en parte a la huelga iniciada por sus trabajadores en septiembre y que aún permanece.
Los analistas se basaron en los resultados de ambas firmas, así como en los de Yahoo y Northwest, para justificar las caídas, obviando los buenos datos de otras muchas compañías que también publicaron ayer sus cifras.

Ver comentarios