Enviar
Podría ser anulada por Sala IV al repetir los mismos errores de la versión anterior
Vulnerable ley de tránsito
Expuestos a un amparo las rebajas en multas, sistema de puntos y división de conductores
Al sentarse hoy frente al volante de su carro, tenga en cuenta que una nueva ley de tránsito lo acompañará hasta su lugar de trabajo o su casa.
No obstante, aunque se duró más de dos años en discutirse y aprobarse, podría ser que los cambios hechos en esta norma, incluida una rebaja sustancial en las multas, sean flor de un día.
La razón es muy sencilla. Los elementos que la Sala IV anuló en la ley anterior siguen estando presentes en esta versión: el sistema de puntos, la división de los choferes en categorías, la utilización de cámaras y la disminución de las multas.
Esto significa que “la ley no está blindada realmente”, admite Silvia Bolaños, directora del Cosevi.
Desde ya, ve viable que los ciudadanos acudan al máximo tribunal para reclamar algún elemento que consideren injusto y que la Sala les dé la razón.
“Cuando se hizo el análisis en la Sala Constitucional, no se tocaron los puntos medulares de la ley. Lo ideal es que se hubiera tenido una perspectiva completa, pero no fue así”, indica Bolaños.
La normativa contempla cambios positivos para el conductor, pero también negativos.
Mientras eso llega a definirse, la norma actual establece que si es sorprendido realizando alguna imprudencia al manejar, tendrá que pagar menos dinero por esa infracción, ya que la reforma contempla reducciones de hasta un 80% en algunas multas.
La ley establece cinco categorías de multas, las cuales, van desde ¢20 mil hasta ¢280 mil.
Por ejemplo, por conducir ebrio y rebasar en una curva se aplicará la pena más severa, mientras que violentar la restricción vehicular está en el otro extremo de la balanza.
Sin embargo, no todo son buenas noticias para los conductores, pues en otros aspectos la ley se vuelve más severa. Esto, porque existe la posibilidad de perder la licencia por periodos de seis meses o un año en el peor de los casos si acumula varias infracciones.
La resurrección del sistema de puntos para sancionar a los conductores solo será aplicable a las infracciones cuyos montos asciendan con la nueva ley a ¢189 mil o ¢280 mil.
Entonces, al sumar los 12 puntos con que cuenta la licencia para los conductores con más de dos años de manejar, se les estaría eliminando. Para las personas consideradas amateur, la cantidad de puntos sería de la mitad.
Uno de los elementos que generaron mayor debate al aprobarse la ley, fue el nivel de alcohol permitido.
Al término, se optó por establecer dos parámetros, los conductores con más de tres años de manejar, en el segundo rango están los novatos y los considerados como profesionales, es decir, aquellos que manejan como actividad laboral.
 
En el primero de los casos, los choferes a los que se les detecte una concentración de licor entre 0,25 y 0,38 miligramos en el aire espirado, tendrán que pagar una multa de ¢280 mil.
Mientras que para los noveles y los profesionales, esa misma pena económica se aplicará cuando se detecte una concentración entre 0,10 y 0,25 miligramos de licor en el aire espirado.
La implementación de la nueva ley requerirá un proceso de aprendizaje por parte de los inspectores de tránsito que se extenderá por unos 15 días, dijo Diego Herrera, director de Tránsito.
En ese sentido, indicó que por el momento habrá una especie de tregua en las calles.
Esteban Arrieta
[email protected]
Ver comentarios