Enviar

Los votantes deberían conocer los planes concretos de los candidatos a alcalde y los recursos y formas con que piensan llevarlos a cabo

Votar con conocimiento

En las campañas políticas electorales, los costarricenses son bombardeados por la publicidad, antes de preferencia en las plazas públicas, ahora más eficaz en los medios de comunicación masiva.
En esos sitios los eslóganes, frases hechas y todo tipo de retórica buscan convencer al electorado mediante promesas que muy poco se cumplen si se alcanza el poder.
Ahora, sin embargo, un cambio se ha producido puesto que otras características entran al juego de la contienda electoral. Los votantes se comunican mucho entre sí por medio de las redes sociales intercambiándose valiosa información, han dejado en general de creer en promesas y tienen una generalizada desconfianza en la clase política.
En este panorama es que se mueven hoy los candidatos y candidatas a alcaldes que verán definida su suerte el próximo 5 de diciembre en las urnas electorales.
En este marco es que, por ejemplo, se endeudarían para esta campaña los candidatos del partido Liberación Nacional, esperanzados como están en que el Tribunal Supremo de Elecciones liquide los gastos de la campaña presidencial de su partido, lo que les permitiría pagar a acreedores y negociar nuevos empréstitos.
Los electores, sin embargo, deberían estar atentos a otros signos y datos que les permitan tener mayor conocimiento sobre las propuestas concretas de los candidatos a alcalde para mejorar las condiciones de vida de su comunidad y verificar planes específicos y medios para llevarlos a cabo.
Serios problemas deberían ser enfrentados conjuntamente entre las autoridades locales y nacionales, como la inseguridad ciudadana, hoy el principal motivo de preocupación. Los votantes deberían conocer los planes concretos de los candidatos al respecto y los recursos y formas con que piensan llevarlos a cabo.
Es sabido que los presupuestos de los gobiernos locales se quedan sin ejecutar en gran medida, a pesar de las múltiples necesidades de los municipios.
Estas y otras debilidades de las alcaldías deberían ser analizadas a fondo en épocas preelectorales, para plantearlas con decisión a los candidatos y exigir respuestas muy concretas de parte de quienes aspiran al poder.
Ver comentarios