Enviar
Mociones se rechazan o aprueban sin discusión alguna
Votación del plan fiscal sería entre marzo y abril
Trámite de proyecto acelera en el Plenario

El destino del plan fiscal en la Asamblea Legislativa se conocerá a más tardar a finales de abril.
Esto, porque al iniciar ayer una maratónica votación de mociones en el Plenario, sin llevarse a cabo la discusión de ninguna de ellas, el Gobierno se garantizó que el paquete tributario se conozca en primer debate entre marzo y abril, estiman los propios diputados.
Desde ayer, las más de 3 mil mociones pendientes y sus respectivas revisiones no se debatirán más, tan solo se votarán.
El mecanismo de vía rápida aprobado por los legisladores para el conocimiento del plan fiscal, estableció que al finalizar diez sesiones dedicadas a este tema, no se discutiría más ninguna moción.
De esta forma, los cinco minutos que utilizan usualmente los diputados para argumentar cada solicitud de cambio presentada, no atrasarán más el avance del plan.
Ayer a las 5 p.m., el Plenario ya había votado 44 mociones, mientras que durante las diez sesiones previas, se conocieron 196 propuestas de cambio.
Los únicos atrasos que tendrá el paquete tributario a partir de ahora, están relacionados con el rompimiento del quórum, los recesos solicitados por las diversas bancadas y la presentación de mociones de revisión y orden.
La votación final en segundo debate, quedará en suspenso hasta que la Sala Constitucional resuelva si hay vicios en el procedimiento, tal como lo han reclamado algunos diputados.
La mecánica utilizada para el conocimiento de mociones, tiene molestos a los opositores al plan fiscal, quienes consideran que les han puesto “una mordaza”.
“Aquí no hay debate de ningún tipo, hemos perdido el principal fin de un Parlamento. Con esta vía rápida no se distingue entre aquellas mociones que buscan reformar el proyecto y aquellas que obstruyen. Esto es un atropello y un grave vicio de ilegalidad en el procedimiento”, se quejó José María Villalta, del Frente Amplio.
Al iniciar el trámite del plan fiscal, los diputados presentaron 3.336 mociones, de las cuales, 60 son del Partido Accesibilidad sin Exclusión (PASE).
El objetivo de las enmiendas es favorecer con exoneraciones de impuestos, a las personas con alguna discapacidad, a la hora de comprar medicamentos o algún bien necesario.
Sin embargo, debido a la vía rápida, ninguno de los cambios propuestos por ese partido se discutirá.
“Siento que es sumamente grave, que haya partidos como nosotros que no pudimos ni siquiera discutir nuestras propuestas, porque nos llevan a una gran velocidad. Simplemente, estamos fuera de la discusión”, indicó Víctor Emilio Granados, jefe de fracción del PASE.
El paquete tributario tiene como objetivo reducir el déficit fiscal, el cual cerró el año pasado en un 4,4% de la producción.
Para lograrlo, la reforma sustituye el impuesto de ventas, por el impuesto al valor agregado, el cual, gravará todos los bienes y servicios con un 14%.
Mientras tanto, los defensores del proyecto como Manrique Oviedo, jefe de fracción del Partido Acción Ciudadana, consideran que la reforma fiscal ya se ha discutido mucho y que algunas fracciones solo quieren obstruir el tema.
“Es el mismo argumento de siempre, esas mociones ya se discutieron en comisión y no procede seguir entrabando el plan”, explica Oviedo.

Esteban Arrieta
[email protected]publica.net


Ver comentarios