Enviar
• Competencia en ese nicho empezará a calentar en 2012
Vivienda de clase media impulsa sector construcción
• Residencias de menos de $100 mil empiezan a levantarse con mayor fuerza

La actividad constructiva está arrancando gracias en gran parte al impulso de viviendas para clase media. Mientras en 2010 los proyectos habitacionales de menos de $100 mil la unidad eran solo dos o tres, actualmente se acercan a la decena y se proyecta sean más para 2012.
El sector construcción presentó un crecimiento acumulado de 0,3% para el mes de julio mientras hace un año era de -5%. El Banco Central añade que uno de los factores que inciden es la mejor colocación de crédito para vivienda, lo que se ratifica con las fuertes campañas de los bancos tanto privados como estatales que apuntan a préstamos entre los ¢30 millones y ¢40 millones.
Asimismo la intención de contratación de empleados para ese sector es la más fuerte de todos los segmentos de la economía según la última encuesta realizada por la firma Manpower.
“Esta es una buena noticia, ya que este sector presenta una fuerte demanda y era deficitario en oferta”, dijo Guillermo Carazo, de la Cámara de la Construcción. Aunque apunta que la construcción de viviendas entre los $100 mil y $200 mil sigue siendo el mayor volumen de lo ofrecido en el mercado nacional.
“Si bien es cierto ha mejorado la construcción, los desarrolladores tienen que irse acomodando a este nicho, los que construyen para alto nivel tienen que bajar un poco y los que trabajan casas de bienestar social subir un poco en su calidad,” dijo Eloísa Ulibarri, directora ejecutiva de la Fundación Pro Vivienda (Fuprovi), una de las entidades con más años de desarrollar este tipo de casas.
Y es que construir casas relativamente baratas y bonitas es todo un reto, dado que algunas personas prefieren pagar hasta $500 mensuales de alquiler, que pagar esa misma suma o un poco más por una casa propia porque la consideran es muy sencilla o hasta fea.
“No es fácil, si lo fuera habría muchísima más gente levantando casas de este tipo”, dijo Ricardo Lizano, ingeniero de proyecto de la empresa Rock Constructions, dedicada al desarrollo residencial de clase media.
Para inicios de 2012, Fuprovi, Rock Constructions y otras empresas dedicadas a este nicho tendrían nuevos competidores que apostarán a los compradores de la clase media que los bancos están financiando y a quienes puedan acceder al bono diferido, la nueva ayuda del Ministerio de la Vivienda para el acceso a casa.
“La ventaja de estar ya en este nicho es que hemos hecho mucha investigación que nos permite hacer excelentes casas por un precio bajo y la gente nos conoce, creo que la competencia será buena para todos”, dijo Lizano.
Por su parte para quienes esperen ser parte de los compradores de los actuales o futuros proyectos habitacionales es importante no tener el salario muy comprometido con deudas como de tarjetas o electrodomésticos y ahorrar todo lo que se pueda para la prima. “Si una familia realmente quiere una casa es necesario que priorice sus gastos con antelación”, dijo Ulibarri.
Si desea mayor información sobre los proyectos puede visitar las páginas web www.rc.cr y www.fuprovi.org.

Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios