Violencia contra la mujer no cede
Una sociedad con menos estereotipos en contra de la mujer está hoy dispuesta a denunciar en mayor medida los delitos que la perjudiquen. ARCHIVO/LA rEPÚBLICA
Enviar

Pero se denuncia más que antes

Violencia contra la mujer no cede

Tres de cada diez ticos han conocido de al menos un caso

La violencia doméstica contra la mujer pareciera no cesar. Más de 68 mil mujeres solicitaron apoyo al 911 en 2012, 10 mil casos más que el año previo.
Lo positivo es que la mayoría de las personas que conocen de estos casos notifica a la Policía la situación, lo que posiciona al país en el segundo puesto en denuncias de Centroamérica, de acuerdo con la última entrega de CID Gallup sobre el tema.


El acoso laboral también forma parte de las áreas que intentan atacar las autoridades, unos 90 casos de mujeres en los que se conoce el género contabilizó el Ministerio de Trabajo el 2012.
Más preocupación por la violencia que percibe la mujer es el pensamiento a la población.
Tres de cada diez personas conocen algún caso de violencia contra el sector femenino, y de quienes se enteran de la problemática al menos un 55% la denuncia, de acuerdo con CID Gallup.
En denuncias Costa Rica ocupa el segundo puesto, después de Nicaragua.
“Hay avances, antes era un fenómeno oculto y lo que sucedía dentro de la casa no era incumbencia de nadie, pero como sociedad se han abierto los puentes de denuncia y ahora se colabora más”, explicó Nuria Marín, presidente de la Fundación ALAS.
Sin embargo la violencia doméstica todavía es un mal que toma al país, y sus víctimas no cesan.
Al menos 5 mil llamadas de estos casos se atienden mensualmente en el servicio 911.
Es un tema que no puede verse solo en el ámbito doméstico, porque está llegando a otros niveles, relacionados con el narcotráfico y violencia sexual, explicó Ana Carcedo, presidenta de Cefemina.
De hecho, en las muertes ocasionadas por razones externas al femicidio, destacan dos por sicariato, explica el Poder Judicial.
Mientras, aunque se den menos casos  de femicidios, los que se concretan son más violentos.
Disminuyó en un 50% la acción de estos delitos, explicó Mauren Clarke, ministra de la Condición de la Mujer y presidenta ejecutiva del Inamu.
El 43% de las muertes de mujeres fueron cometidos con arma de fuego en 2012.
Persiste la actuación de los concubinos de las mujeres, y los femicidios confirmados por la Ley de Penalización de Violencia contra la Mujer se llevaron a cabo en las regiones y no en la GAM.
“Lo que sí ha ido en aumento es el intento de acabar con la vida de las mujeres, aquellos que intentan pero no concretan la acción”, comentó Clarke.
En tanto, el acoso laboral también perjudica a la mujer.
En situaciones en que la mujer cuenta con menos poder que los hombres está en riesgo, el acoso laboral llega a mujeres en trabajos mal pagados, comentó Carcedo.
El hostigamiento laboral aumentó el año anterior, el Ministerio de Trabajo contabilizó al menos 90 casos en los que se pudo determinar el género de la causa llevada.

201305302224030.n2.jpg

María Fernanda Cisneros
[email protected]


Ver comentarios