Enviar
Pamela Gruettner
Vinos premiados miran a Costa Rica

La Viña Santa Rita de Chile busca conquistar al país con productos laureados

¿Cuál es la historia de Viña Santa Rita?
Fundada en 1880 por el señor Domingo Fernández, emprendedor de la época, quien vio en Santa Rita un proyecto visionario y que siempre enfocado hacia la calidad.
En 1980, 100 años después, el Grupo Claro adquiere la viña con el objetivo de posicionarla entre las marcas más relevantes del escenario vitivinícola mundial.

¿En cuál segmento de mercado se enfocan?

Santa Rita tiene vino para todos los segmentos, con una relación de calidad/precio asombroso en cada uno de ellos.
Para vinos de consumo diario y consumidores de inicio, tenemos Santa Rita 120. Para consumidores más experimentados o para acompañar una cena, Santa Rita Reserva.
La línea de Santa Rita Medalla Real es la más premiada, sigue teniendo un precio accesible pero para consumidores más experimentados.
El vino premium de la bodega es Triple C y Casa Real es el vino Icono.

¿Cuáles premios han recibido en los últimos tres años?

La verdad, muchos premios, pero sin duda los tres más relevantes serían el año pasado con Revista Wine&Spirits Winery of the year 2010 por décima vez, es decir Bodega del Año por décima vez. En 2011 recibimos Medalla Real Cabernet Sauvignon 2008, 90 puntos Wine Spectator y 91 puntos Wine Enthusiast. En 2010 obtuvimos Medalla Real Cabernet Sauvignon 2007 entre los top 100 de Wine Spectator.

¿Qué diferencia sus vinos de otros?

Son vinos más frutales, con un balanceado aporte de la madera y fáciles de tomar. Se destaca la tipicidad de cada variedad en los mejores valles de Chile para lograr un óptimo resultado en términos de calidad. Internacionalmente, nuestros vinos se destacan por las excelentes condiciones de terroir que tenemos, es decir, clima apropiado para el crecimiento de la vid, buenos suelos y delicado manejo en los viñedos.

¿Cómo se elige un vino?

Depende de la ocasión y del maridaje. Si son ocasiones diarias, recomiendo un vino frutoso, no muy complejo (Santa Rita 120) y con leve toque de madera (en el caso de los tintos) como Santa Rita Reserva. De lo contrario, si es para una ocasión especial, bueno sería un vino con un tiempo de añejamiento de barricas de Roble, como Santa Rita Medalla Real.
En cuanto al maridaje, el vino debe ir en balance con lo que se está comiendo. Ninguno de los dos debe ser predominante, sino que ser complementario.

¿Cómo han recibido los costarricenses los vinos de la Viña Santa Rita?

Ha tenido muy buena aceptación, en restaurantes los clientes que lo han probado lo acogen con gusto, apenas está ingresando en el canal supermercados.

Silvia Pardo
[email protected]

Ver comentarios