Villalta: “Arias y Figueres están sedientos de poder”
“A mí lo que me preocuparía es que la gente diga que me robé la plata del pueblo, que soy corrupto o que traicioné mis principios. Las encuestas las veo con atención, pero no me desvelan”, dijo José María Villalta. Archivo/La República
Enviar

La campaña política rumbo a 2018 ya se inició y en el PLN y en el PUSC ya no piensan en el bien del país, dijo José María Villalta, excandidato del Frente Amplio.
Por otra parte, al líder izquierdista no le perturba ser el político con más opiniones negativas en el país, ya que cree que su agrupación volverá a crecer cuando llegue el momento.


¿Hay una campaña prematura?
Sin duda alguna tenemos una campaña prematura, la cual es muy dañina.
Veo una actitud muy personalista de algunos precandidatos a los intereses del país, cuando las prioridades están relacionadas con discutir los problemas nacionales y llegar a acuerdos en temas como la reforma fiscal.
Esa actitud de algunos, que están sedientos de poder, mete ruedo y embarriala la cancha y promueve divisiones y pleitos adicionales a los que ya existen.
Por otra parte, hay quienes podrían sacar la calculadora electoral a la hora de discutir temas.

¿Quiénes están sedientos de poder?
Específicamente me refiero a Óscar Arias y José María Figueres, quienes están desesperados, hambrientos por volver al poder y eso es preocupante, porque no han rendido cuentas sobre el daño que le hicieron a Costa Rica en sus administraciones; asimismo, existe una tendencia preocupante de algunos de seguirse reeligiendo, no permitiendo el surgimiento de nuevas generaciones y así seguir controlando el Estado en función de sus intereses y sus grupos a los que ellos representan.

¿Se refleja ya en las actuaciones del PUSC y el PLN una lucha electoral para 2018?
Este gobierno del PAC de Luis Guillermo Solís comete muchos errores, pero también hay una actitud muy destructiva del PUSC y el PLN, metiéndole todas las zancadillas que puedan, para demostrar que ellos supuestamente son los únicos que pueden gobernar bien y eso es muy destructivo. Ellos ya están en campaña.

La última encuesta de CID Gallup lo coloca a usted como el político con más opiniones negativas, con un 20% a favor y un 47% en contra, ¿qué opina?
Ni la menor idea de por qué se da esa opinión, eso habría que preguntárselo a la gente. En lo personal, yo valoro lo que dicen las personas, tanto las cosas buenas, como las malas.

¿Le genera incomodidad tener más opiniones negativas que Arias y Figueres?
Yo me preocupo por hacer las cosas bien, por ser coherente con lo que creo y defender mis ideales.
Me preocuparía que la gente diga que me robé la plata del pueblo, que soy corrupto o que traicioné mis principios.
Cuando uno trata de construir un mundo mejor, se va a encontrar con gente a favor y en contra, si uno no trata de cambiar nada, no tendrá opiniones negativas.
Las encuestas las veo con atención, pero no me desvelan, ya que mi intención es llevar mis ideales a la práctica.

Para llevar esos ideales a la práctica hay que tener el respaldo del electorado y usted no lo tiene en estos momentos…
No vamos a adelantarnos, realmente pasa mucho para el nuevo proceso electoral. Aquí nada está escrito, las encuestas son muy cambiantes.
Nuestro partido tiene como meta demostrar que somos una fuerza política seria, con mucha capacidad para gobernar, con propuestas para beneficiar a la gran mayoría de la gente, no le veo sentido a especular sobre las elecciones ahorita.
El Frente Amplio seguirá siendo honesto y leal a sus principios, eso es lo importante y que la gente decida a quién quiere en el Gobierno.

¿Es normal un descenso tan vertiginoso cuando el Frente Amplio estuvo cerca de ganar las elecciones en 2014?
No veo un descenso vertiginoso, ya que no se puede comparar el apoyo electoral al calor de una campaña electoral, en la que mucha gente se suma a favor de una propuesta, con un momento dado como este, en el que se hacen encuestas sobre filiación partidaria.
Es normal que los partidos no tradicionales como el Frente Amplio, que no tiene seguidores irracionales que apoyan al partido independientemente de lo que haga, aparezca con números así.
Es totalmente esperable que esto pase, fuera de las elecciones.

¿Qué opina de que el PLN y el PUSC sean primero y segundo en cuanto a simpatía política?
Como le expliqué antes, esta encuesta no mide simpatía política en medio de una campaña, sino tan solo en un momento político.
Los partidos tradicionales van a ir desapareciendo a medida de que se dé el cambio generacional en el país.
La filiación tradicional de los partidos está desapareciendo.
Todas las encuestas señalan que los seguidores tradicionales del PLN y el PUSC, son cada vez menos personas, ya que con el paso del tiempo se disminuye la cantidad de gente que tiene una filiación política de por vida, la cual es una filiación política irracional.



Ver comentarios