Enviar
"Viernes de ira" en mundo musulmán

Los disturbios a raíz del vídeo sobre vida de Mahoma dejaron decenas de heridos. Foto: AFP/ La República

Redacción internacional, 14 sep (EFE).- La indignación por la divulgación en internet de un vídeo sobre la vida de Mahoma, considerado ofensivo, desató hoy un "viernes de ira" en todo el mundo musulmán, en el que perecieron siete personas y decenas más resultaron heridas.

El objeto de la ira han sido las embajadas de EEUU repartidas por países de extremo Oriente, Asia Central, Oriente Medio y África, escenario de manifestaciones convocadas tras la oración comunitaria.

Los sucesos más cruentos se produjeron en Sudán, donde murieron tres personas, y en Túnez, donde el asalto a la legación norteamericana culminó con el deceso de otras tres personas en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad.

Según los testigos, un grupo de extremistas atacó con cócteles molotov la misión, ubicada en Túnez capital, saltó el primer muro, incendió parte del jardín y rompió cristales antes de ser repelidos.

Similar situación se vivió en Jartum, donde los manifestantes trataron de asaltar las embajadas de Alemania y el Reino Unido, antes de dirigirse a la sede diplomática estadounidense, donde grupos radicales se enfrentaron a la Policía.

Las provocativas imágenes, que duran 14 minutos, circulan en internet como el avance de una supuesta película que nadie recuerda haber visto.

Su difusión coincidió con el aniversario del atentado del 11 de septiembre de 2001 en EEUU y desde entonces ha desatado una oleada de indignación, que estalló este día de oración en toda su virulencia.

La situación es especialmente delicada en Egipto, donde el nuevo presidente, el islamista Mohamad Mursi, debe lidiar con las presiones de los elementos más radicalizados y defender la alianza con EEUU, pieza fundamental para su debilitada economía.

Ante el deterioro de la seguridad en ese país, EEUU ha enviado dos buques de guerra y una fuerza de 50 marines para asegurar sus instalaciones diplomáticas.

Agencia EFE

Ver comentarios