Enviar
Victoria que ilusiona
Saprissa venció al Puerto para arrancar con el pie derecho y emocionar a su afición

Con la sorpresa de Walter Centeno en el banquillo y Manfred Russell junto a Yeltsin Tejeda encargándose de la función de armadores, Saprissa firmó en el Estadio Nacional su primera victoria del campeonato.
Las caras nuevas, como Alejandro Castro, Deiver Vega y Jordan Smith, gustan e ilusionan a los morados, que ayer respondieron en grande al llenar el reducto de La Sabana. Al frente tenían un rival que la temporada pasada les causó muchos problemas como lo fue Puntarenas, por lo que el juego pintaba interesante.
Sin embargo, del primer tiempo quedó muy poco que destacar, parecía que los dos equipos todavía se encontraban en pretemporada.
Con 20 minutos de escasas acciones, el público comenzó ha impacientarse, respondiendo con silbidos y sería una galopada del joven Smith por su banda la que recibiría aplausos. Al final su centro no se encontraría con Alejandro Castro.
Unos minutos después llegaría el primer tanto, cuando Gabriel Badilla de cabeza aprovechó la mala salida de Luis Diego Sequeira en un cobro de esquina de Vega para poner el 1 a 0.
Ante la desventaja, los visitantes trataron de reaccionar con un par de centros peligrosos al área de Donny Grant sin encontrar buen puerto.
En el complemento, Puntarenas soltó un poco más las marcas y eso lo terminaría pagando muy caro. Castro, quien había estado peleando todos los balones ante Arrieta y Segura sin mucho éxito, se le escapó a Segura por velocidad para centrar al punto de penal donde apareció Russell para empujar el balón a la red.
El golpe fue fuerte para los dirigidos por Luis Fernando Fallas quienes no reaccionaron y entonces llegó el momento de mover las cartulinas. Aun así Saprissa seguía con el balón y en una linda jugada de asociación Tejeda estrelló el balón en el travesaño.
También movería sus fichas Alexandre Guimaraes, llegando el instante para que apareciera el siempre consentido Centeno. Antes, ya había ingresado Luis Diego Cordero.
De esa asociación cayó el tercero, luego de un pase profundo del ‘Pate’ a Cordero y que este remató sin pensarlo.
Los 15 minutos que quedaban parecían de trámite y José Mena estuvo apunto de aumentar el marcador al estrellar un balón en el poste, pero eso despertaría a Puntarenas.
Un pase de profundidad y Ariel Rodríguez puso el 3-1. Empujado por ese gol buscó algo más, reclamó un gol anulado por fuera de juego y Grant detendría un disparo de cabeza a Cardozo para no permitir que su marco cayera en más ocasiones y así llegó el final.

Dinia Vargas
[email protected]


Ver comentarios