Enviar

Victoria desde el corazón

Ronald González tuvo una emotiva celebración, pero dice que no separa los pies de la tierra

201405112316440.a1.jpg
Ronald González, otro de los “carasucias” de los 90's que sigue teniendo éxito, ahora desde el banquillo. www.imagenesencostarica.com/La República
Lloró, fue humilde en la victoria, sencillo en las explicaciones, no quiso hablar de Ramírez y no olvidó a Dios en la celebración.
Ya más tranquilo, después del ajetreo de un final intenso, González abrió su corazón, desahogó sus penas, explicó sus motivos y aterrizó su proyecto.
“Este era el salto que teníamos que dar, estos muchachos querían no solo ser recordados por ser buenos jugadores, pero sin ganar nada, y en este torneo todo se nos juntó para lograrlo”.
Ronald aceptó que llevó sobre su espalda el pesar de una afición acostumbrada a ganar, pero frustrada por un título que no llegaba desde hace cuatro años.
“Teníamos muchos condicionantes emocionales; esta mañana (sábado) cuando salimos del hotel, me angustiaba defraudar a toda esa gente que me daba muestras de confiar en nosotros”.
González evitó echarse encima la gloria “no fue que Ronald le ganó a Oscar, es que Saprissa venció a la Liga; los estudiamos, dimos con el punto exacto y al final en el partido, debido a las circunstancias la táctica quedó de lado, se cambió la estrategia, pero es bueno ganarle a alguien bueno”.
Sus peores momentos, dijo, estuvieron en aquel arranque con derrota ante Pérez Zeledón y el partido frente a Limón, en el Saprissa; ante una grada enojada pidiendo su cabeza su respuesta fue la oración: “oramos en familia, no es fácil que canten tu nombre para que te vayas, casi ni me salía la voz, pero a echarle para delante; tomé fuerza en mi familia, mis amigos y en el hecho de que soy creyente de mi trabajo; gracias a Dios las cosas cambian”.
Su decisión más difícil durante el partido fue la salida de Guzmán. “Tenía que decidir entre Yeltsin y él, por funcionamiento, no por rendimiento, y me decidí por él; había que sumar arriba. A él, a Manfred (Russel) a Colindres (Daniel), me los criticaron mucho durante el torneo, y es que gustos son gustos, pero los números hablan y mis jugadores entendieron su rol”.
González acepta que superar lesiones, la llegada de jugadores como Machado, Saucedo y Michel, las correcciones del caso y un poco de cambio en la metodología de entrenamiento fueron parte del camino al trono que hizo incluso del Saprissa, un equipo ya no tan predecible.
Ronald piensa conservar el 90% de la planilla, Tejeda sería su baja más importante, y considera que su regreso a la Copa de Campeones de la Concacaf requerirá mucha responsabilidad y un equipo fuerte.
“Quiero celebrar y después volver al trabajo, como siempre lo he hecho, en las buenas y en las malas, con la cabeza en alto”.

Luis Rojas
[email protected]
@La_Republica

Ver comentarios