Enviar
Ultima sección de la nueva carretera registra un avance del 45%
Viaje a Caldera tardará menos de una hora
• Recorte en tiempo de recorrido permitirá ahorro en combustible y mantenimiento
• Drenajes, puentes y pasos a desnivel están casi listos


Danny Canales
[email protected]

Viajar de la capital al puerto de Caldera, en el Pacífico, por la nueva carretera demorará menos de una hora con una circulación fluida.
En tanto que en horas pico se estima que el recorrido tardaría una hora con 15 minutos.
Con relación a la ruta actual, por el Monte del Aguacate, en ambos casos el nuevo paso recortará en 45 minutos el desplazamiento.
Con esa reducción, los conductores ahorrarán no solo en combustible y mantenimiento de los vehículos, sino también en daño ambiental.
El sector productivo será el que se verá más favorecido cuando se habilite el nuevo paso, ya que podrá trasladar sus bienes al puerto más rápidamente.
Por Caldera se trasiega el 25% de toda la carga que se importa y exporta al país, principalmente granos y fertilizantes.
Los beneficios que ofrecerá la nueva carretera se disfrutarán a mediados del año entrante, cuando quede habilitado todo el paso. De lograrse se pondrá fin a 30 años de espera en la construcción del camino al Pacífico.
Actualmente el proyecto registra un avance del 45%, de acuerdo con Guillermo Matamoros, viceministro de Concesiones.
El principal progreso se muestra en los trabajos de drenaje, pasos a desnivel y puentes menores.
El avance fue confirmado por un equipo de LA REPUBLICA que recorrió el proyecto el viernes en compañía de representantes de la empresa contratista y el gobierno.
Otro adelanto importante que se observa se da en el movimiento de tierra, el cual ya supera el 80%, estimó el funcionario.
La sección que está en construcción es el que va de Ciudad Colón a Orotina, que consiste en un paso nuevo.
Las otras dos secciones serán inauguradas el próximo mes. En total el proyecto tendrá una inversión de $236 millones.
Uno de los pasos que serán habilitados en mayo va del Gimnasio Nacional hacia Ciudad Colón.
Ese incluye la ampliación se seis carriles del tramo entre la Sabana y el cruce entre Santa Ana y Escazú, incluyendo los puentes sobre los ríos Virilla y Agres.
Ahí se colocarán dos estaciones de peaje, uno al frente del Hipermás en Escazú donde se cobrará $0,58 y otro en la entrada a Brasil de Mora, que costará $0,29.
El otro tramo que quedará listo en mayo es el que conecta Orotina con Caldera. En ese punto también se colocará peaj
e en el que se cobrará $0,88.
Una de las innovaciones que plantea el proyecto es que cuando el camino sea estrenado se ofrecerá servicios de grúa, seguridad y ambulancia para los usuarios.
La construcción de la carretera al Pacífico se tramitó mediante concesión de obra pública.
El grupo Autopistas del Sol es el encargado de los trabajos. La sociedad la forman las empresas españolas FCC, Etinere y M&S, y la portuguesa Soares da Costa.

Ver comentarios