Enviar
Conductores podrán utilizar nueva ruta en febrero, con cinco meses de antelación
Vía a Caldera se podrá transitar antes de tiempo
Solo falta concluir 800 metros que se vieron afectados por derrumbe

Danny Canales
[email protected]

Los conductores podrán recorrer desde la Sabana hasta la comunidad de Caldera —en Puntarenas— por la nueva carretera, a partir del próximo mes.
La ruta principal del proyecto vial, primero que se desarrolla mediante la figura de concesión, entrará a operar con cinco meses de antelación, respecto a lo pactado en el contrato.
La entrega prematura del camino responde al buen clima que hubo el año pasado como consecuencia del fenómeno El Niño. Ello le permitió a la constructora realizar la remoción de materiales y colocación de las bases y el asfalto con rapidez.
Por ahora lo que queda pendiente es que se estabilicen los taludes de un cerro en las Dantas de Atenas, que como consecuencia de las obras sufrió un derrumbe e impide que se complete la construcción de los últimos 800 metros, aseguró Guillermo Matamoros, viceministro de Concesiones.
La ventaja es que la maquinaria que emplea Autopistas del Sol, empresa a cargo de la obra vial, permite trabajar a gran velocidad, por lo que una vez que se estabilice la colina, el proceso de construcción será rápido, agregó el funcionario.
“Por ejemplo, la máquina para colocar el asfalto tiene capacidad para avanzar dos kilómetros por mes”, expuso Matamoros.
No obstante que la vía ya se podrá transitar dentro de un mes, quedarán algunos trabajos pendientes, como la construcción de las intersecciones en La Guácima, Atenas y El Coyol de Alajuela.
El atraso en el proceso de expropiación de los terrenos que se necesitan para realizar las obras y la necesidad de variar el diseño porque el tramo principal pasa por un vertedero de basura es lo que ha impedido completar las intersecciones.
Pero la meta es resolver las trabas y completar la obras pendientes de aquí a julio, c
uando vence el plazo negociado para la entrega del proyecto vial.
La construcción de la carretera a Caldera se inició en enero de 2008; en abril del año anterior se habilitó el primer tramo entre la Sabana y Escazú y semanas después el que une a Orotina con Caldera.
Una de las buenas nuevas es que a pesar de que los usuarios podrán recorrer los 77 kilómetros entre la capital y Caldera, aún no se pondrá al cobro el peaje ubicado en Ciudad Colón.
Ello porque el Consejo Nacional de Concesiones está analizando la posibilidad de eliminar ese peaje o reducir su tarifa en respuesta a las quejas de los vecinos que afirman que pagar ¢160 que se cobrará ahí, por cada sentido, afectará sus economías.
“Tomar la decisión de qué haremos con el peaje de Ciudad Colón nos demandará unos dos meses o dos meses y medio; mientras tanto decidimos no cobrarlo”, destacó Matamoros.
Ver comentarios