Enviar
Hoy empiezan a correr los 30 meses que tiene el concesionario para entregar la obra
Vía a Caldera recibe orden de inicio

• Nueva ruta acortará en unos 45 minutos el recorrido hacia el principal puerto del Pacífico
• Proyecto costará $72 millones más de lo estimado inicialmente y peajes valdrían $2,70 toda la ruta

Danny Canales
[email protected]


Luego de más de 30 años de espera, al fin se despejaron los obstáculos que impedían la construcción de la vía hacia el puerto de Caldera.
La sociedad Autopistas del Sol, contratista del proyecto, recibió ayer la autorización por parte del Gobierno para que inicie los trabajos.
Es decir, a partir de hoy empiezan a correr los 30 meses que tiene la compañía para entregar la obra.
Con el fin de apurar el paso, Autopistas del Sol ya estaba trabajando en la instalación de los campamentos.
El propósito de la empresa es aprovechar lo más posible el verano.
“Ya tenemos en el país la maquinaria productora de asfalto, concreto y agregados pétreos, así como el personal, equipos, maquinaria y subcontratistas requeridos para el arranque de la obra”, dijo Alvaro Muelas, director de Autopistas del Sol.
La carretera medirá 77 kilómetros entre el Gimnasio Nacional y Caldera, en Puntarenas, y servirá para agilizar el tránsito hacia el principal puerto del Pacífico.
Se estima que por la nueva ruta se tardará 45 minutos menos en el recorrido entre la capital y Caldera, lo
que provocará un ahorro en combustible y mantenimiento de los vehículos.
Eso se logrará debido a que el diseño contempla un relieve más plano y medirá 13 kilómetros menos que la ruta actual por Cambronero.
La importancia del puerto de Caldera radica en que por ahí ingresan los granos, acero y fertilizantes para el consumo nacional.

No obstante la necesidad de ese camino, el proyecto no se ha construido luego de más de 30 años de haber sido diseñado.
Hasta ahora solo se han construido los cinco puentes mayores que comprende la obra, que fueron edificados desde el gobierno de Miguel Angel Rodríguez.
Para lograr que el proyecto prosperara, en esta ocasión la Contraloría aprobó una ampliación del contrato para actualizar los costos.
Con la medida se reconocieron las alzas registradas por productos como el acero y el asfalto en los seis años que tardó este concurso en trámites.
 Así el costo de la obra aumentó $72 millones. Ahora requerirá $230 millones.
Además se amplió el tiempo de construcción de 25 a 30 meses y el plazo de la concesión en seis meses.
Con esa última medida se le permitirá a Autopistas del Sol operar el proyecto por 25 años y seis meses.
La construcción de la nueva ruta al Pacífico estará a cargo, en un 75%, del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) y la Caja de Madrid.
El restante 25% de los recursos lo aportará el concesionario.
Autopistas del Sol está integrado por las empresas españolas FCC e Itinere, la portuguesa Soares da Costa y la costarricense M&S.

La construcción de la ruta a Caldera sería la primera obra vial que se desarrollaría en el país en los diez años que tiene el modelo de concesión.
La actual ley de concesión fue aprobada en 1998, pero aún no se ha podido emplear para construir carreteras.
Hasta ahora solo la ampliación del puerto de Caldera se ha podido desarrollar mediante esa figura de contratación administrativa.
La concesión permite a la empresa privada financiar, construir y operar un proyecto público, mientras recupera la inversión y obtiene la utilidad definida.
En el proyecto de construcción de la vía a Caldera, se contempló el cobro de un peaje de $2,7 para los vehículos livianos por todo el recorrido.
Ver comentarios