Enviar
Su inauguración se mantiene para mañana y no se cobrará el peaje de Ciudad Colón
Vía a Caldera enfrenta primeros baches
• Juzgado embargó las cuentas de Autopistas del Sol porque adeuda ¢220 millones al Colegio de Ingenieros y de Arquitectos
• Municipalidad de Santa Ana exige la corrección de errores en diseño que, estima, requieren inversión de $1,7 millones

Daniel Chacón
[email protected]

A horas de su inauguración el proyecto de construcción de la vía que lleva de la Sabana a Caldera enfrenta varios baches que van desde el embargo de las cuentas a la empresa constructora por parte de un juzgado, hasta denuncias por presuntos errores en el diseño por parte de los vecinos.
No obstante los obstáculos, la puesta en operación del proyecto está prevista para mañana, en un acto en el que estarán presentes Óscar Arias, presidente de la República; autoridades de Obras Públicas y Transportes y representantes de la empresa a cargo de la carretera.
Aunque no están invitados, algunos vecinos anunciaron que tratarán de burlar las barreras que se colocarán para impedir el ingreso de particulares, para manifestarse en contra del proyecto vial.
La principal traba que enfrenta la carretera en este momento fue la orden emitida por un juzgado de congelar las cuentas de Autopistas del Sol, empresa a cargo del proyecto, por no haber cancelado ¢220 millones al Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA).
Ese cobro corresponde al derecho de asistencia y a la bitácora que cobra el CFIA a las empresas para permitirles construir una obra en el país. La orden de inmovilizar las cuentas de la compañía la emitió el Juzgado Especial de Cobro Judicial.
Otro punto que genera reacción en contra del proyecto es la presunta carencia de medidas de seguridad que muestra su diseño, lo cual, a criterio de los pobladores de Santa Ana y Ciudad Colón, pone en riesgo su vida.
Entre los vacíos en el diseño se señala la falta de bahías para las paradas de autobús, puentes peatonales en zonas escolares y la colocación de semáforos en intersecciones de alto tránsito.
Con la finalidad de mitigar la presión de los pobladores, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) ofreció $1,7 millones a la Municipalidad de Santa Ana para resolver las carencias en el corto plazo.
“Consideramos que se debe corregir antes de la inauguración, o fijar fechas para el cumplimiento de los compromisos. Ya don Marco Vargas (ministro del ramo) nos dijo que eso se puede financiar con el dinero que quedó de la misma autopista. Esperamos que dé su compromiso por escrito”, afirmó Gerardo Oviedo, alcalde de Santa Ana.
Aunque las autoridades aseguraron que no se cobrará el peaje a la entrada de Ciudad Colón, por ahora, pues se analiza la posibilidad de eliminarlo o bajar su tarifa, el gobierno local ya anunció que no dará patente municipal a la concesionaria si en un futuro tratara de implementar el peaje.
El tema genera además convulsión entre los pobladores, que reclaman falta de transparencia en el proceso. A su criterio, la obra no puede ser inaugurada hasta que se disponga de una vía marginal para que quienes no deseen pagar peaje tengan una opción.
“El viernes pasado se inventaron una reunión relámpago con el alcalde y regidores, a la cual no fuimos invitados aunque hace más de un año le hemos pedido una audiencia al Gobierno. Creemos que ese presupuesto que ofrece el Gobierno ($1,7 millones) es solo un endulzante para inaugurar la autopista”, dijo Rosiris Vargas, vecina de Santa Ana y miembro del comité que se opone al cobro del peaje.
Se trató de conocer la posición de Autopistas del Sol, pero al cierre no había dado respuesta al correo electrónico que le fue enviado a través de los encargados de prensa.

Ver comentarios