Enviar
Vettel se llevó los aplausos
Alonso fue tercero y el Mundial se resolverá la próxima semana en Abu Dabi
 

La celebración para Fernando Alonso (Ferrari) deberá esperar una semana más, ya que ayer en el Gran Premio de Brasil, en el circuito de Interlagos las ovaciones fueron para Red Bull, que hizo el uno y dos, con Sebastián Vettel y Mark Webber para quedarse con el cetro de constructores y dejó la definición del título de pilotos para la última carrera en Abu Dabi.
Este nuevo doblete de Red Bull Racing, el cuarto de la temporada —que le ha garantizado de forma matemática el título de Constructores—, mantiene a Alonso en el liderato, a pesar de ingresar en el tercer lugar, aunque ahora con ocho puntos de ventaja sobre Webber, 15 respecto a Vettel y 24 de margen con el británico Lewis Hamilton (McLaren).
Con esto las emociones y la atención del público estarán puestas el próximo domingo en estos cuatro pilotos.
La carrera fue de principio a fin para los Red Bull, y aunque se pensó en un principio que los responsables de la escudería apostarían por Webber, que en la clasificación está más cerca del español, no fue así, dándoles las mismas oportunidades a sus pilotos.
Vettel sumó la novena victoria de su carrera en la Fórmula Uno y la cuarta de la presente temporada. El alemán superó en la primera curva a Nico Hülkenberg (Williams), y enseguida comenzó a marcar la pauta de la carrera. Detrás de él, se ubicó Webber y luego se les pegó Alonso, con esas posiciones terminaría la competencia en el circuito de Interlagos, a pesar de que el español hizo todo lo posible para sobrepasar a Webber, pero sin éxito.
Susana Ruiz y EFE
[email protected]
Ver comentarios