Veterano de la NASA desarrollará auto volador para Uber
El departamento de Ingeniería para la aviación de Uber trabaja en una iniciativa de un auto volador conocido como Uber Elevate. Bloomberg/La República
Enviar

En 2010 Mark Moore, ingeniero de aviación avanzada en el Langley Research Center de la NASA, publicó un informe técnico señalando la factibilidad de aviones eléctricos capaces de despegar y aterrizar como helicópteros, pero más pequeños y silenciosos.

La investigación de Moore sobre los llamados VTOL —abreviatura de despegue y aterrizaje verticales, o de manera más coloquial, autos voladores— inspiró al menos a un tecnólogo multimillonario. Después de leer el informe, el cofundador de Google, Larry Page, creó y financió en secreto dos empresas emergentes en Silicon Valley, Zee Aero y Kitty Hawk, para desarrollar esta tecnología.
Ahora, Moore asumirá una nueva función como director de ingeniería para la aviación en Uber Technologies Inc., trabajando en la iniciativa de un auto volador conocido como Uber Elevate.


“No se me ocurre ninguna otra empresa que esté en una posición más fuerte como para ser líder en este ecosistema y hacer realidad el mercado del VTOL eléctrico urbano”, dice.
Uber todavía no está construyendo un auto volador. En su propio informe técnico publicado en octubre pasado, la compañía presentó una visión radical para los traslados aéreos hacia y desde el trabajo.
Moore reconoció que se interponen muchos obstáculos y no solo técnicos. Agrega que cada compañía de autos voladores necesitaría negociar en forma independiente con los proveedores para hacer bajar los precios, y ejercer presión para que los reguladores certifiquen las aeronaves y flexibilicen las restricciones al tráfico aéreo.
Uber, con sus 55 millones de viajeros activos, puede demostrar como ningún otro, que podría ser un mercado masivo, rentable y seguro. “Sin un argumento empresarial que sea lógico a nivel económico, todo esto es solo un juego técnico alocado y no realmente una inversión sensata”, dice Moore.
La visión de Uber es seductora, particularmente para los fanáticos de la ciencia ficción. La compañía imagina que los individuos tomarán los Uber convencionales desde sus casas hasta “vertipuertos” —aeropuertos para aviones VTOL— cercanos que estarán diseminados en barrios residenciales.
Luego se elevarán y atravesarán la ciudad hasta el vertipuerto más cercano a sus oficinas.


Ver comentarios