Ventas minoristas en EEUU se recuperan
Enviar
Ventas minoristas en EEUU se recuperan


Washington -- Las ventas en comercios minoristas de Estados Unidos detuvieron una caída de seis meses en enero, un avance que tal vez no se sostenga después que la cantidad de estadounidenses que reciben beneficios por desempleo llegó al máximo registrado.
La subida de 1% en las compras reflejó mayores precios de la gasolina y más gastos en ropa y comida, dijo ayer en Washington el Departamento de Comercio. Con excepción de los automóviles, el avance fue de 0,9%. El Departamento de Trabajo informó que 4,8 millones de personas ahora cobran seguro de desempleo.

Una caída acelerada del mercado laboral, junto con una destrucción sin precedente de la riqueza de las familias con el descenso de los valores de las casas y las acciones, significa que los consumidores probablemente reanuden los recortes de gastos. Las acciones se desplomaron por inquietudes de que el paquete de estímulo del presidente
Barack Obama será insuficiente para garantizar una pronta recuperación económica.
“Aún estamos experimentando una lenta hemorragia en las ventas minoristas”, dijo Ethan Harris, codirector de investigación económica de Estados Unidos de Barclays Capital Inc. en Nueva York. Mientras que los descuentos probablemente atrajeron algunos consumidores en enero, “no creo que pueda sostenerse”.
Otro informe del Departamento de Comercio mostró ayer que las existencias de empresas estadounidenses cayeron más de lo previsto en diciembre según las compañías buscaron librarse de sus productos sin vender. Las existencias en fábricas, comercios minoristas y mayoristas bajaron 1,3%. Las ventas declinaron 3,2%.
Se preveía que las ventas al detalle cayeran 0,8% después del informe inicial de un descenso de 2,7% el mes previo, según el cálculo mediano de 72 economistas en una encuesta de Bloomberg News. Se preveía que las ventas, con excepción de las de automóviles, mermaran 0,4% respecto del mes previo, según la mediana del sondeo.

Un mercado laboral “en derrumbe” significa que el gasto se deteriorará incluso más, dijo Tom Porcelli, economista primero de Castlestone Management Ltd. en Nueva York. “Hubo demasiados descuentos posteriores a las fiestas como para atraer gente a los comercios; el interrogante es si eso es sostenible, y la respuesta es, obviamente, no”.
La tasa de desempleo de Estados Unidos se disparará a 8,8% en los tres últimos meses del año, de 7,6% el mes pasado, de acuerdo con el cálculo mediano en una encuesta mensual de Bloomberg difundida ayer.
Esta semana, General Electric Co. dijo que despedirá a 1.200 trabajadores de locomotoras, US Airways Group Inc. dijo que reduciría su personal de aeropuertos y General Motors Corp. anunció que despedirá 10 mil empleados asalariados.
Los datos de comercio minorista no están ajustados a inflación, por lo que los aumentos de precios pueden influir en ellos. El costo promedio del galón de gasolina regular el mes pasado subió 10 centavos a $1,78 por galón (3,78 litros), de acuerdo con AAA. La facturación en estaciones de servicio se incrementó 2,6% en enero, el primer aument
o en seis meses, tras una merma de 16% en diciembre.
El informe de ayer mostró que las ventas en concesionarios de automóviles y comercios de autopartes subieron 1,6%, el primer incremento desde agosto, tras descender 2%.
Aun así, la demanda de automóviles se ha hundido por las pautas de crédito más estrictas de los bancos y porque los consumidores han reducido el gasto. Las ventas se desplomaron 55% en Chrysler LLC y 49% en General Motors Corp. el mes pasado conforme escaseó el préstamo para la compra del automóvil tras las convulsiones crediticias de finales del año pasado.

Ver comentarios