Enviar
Nacional alega que ente emisor compraba divisas baratas para el sector público
“Ventanillazos” del Central habrían causado alza del dólar

• Compras del Banco volvían negativas las posiciones en dólares de las entidades financieras
• Pronósticos de apreciación del colón se revirtieron

Wilmer Murillo
[email protected]

Los “ventanillazos” que dio el Banco Central en el mercado mayorista (Monex) habrían sido los que indujeron al alza el precio del dólar.
Los técnicos denominan “ventanillazos” a las compras de divisas que cada 15 minutos realiza el Banco Central en el mercado mayorista, para comprar y surtir de divisas baratas a las instituciones del sector público.
Las razones de las repentinas subidas en el tipo de cambio han sido desconocidas hasta ahora.
Sin embargo, ayer por primera vez William Hayden, gerente general del Banco Nacional de Costa Rica, señaló al Central como responsable.
El incremento es algo que vino aparejado con la unificación del mercado mayorista y minorista. Este último es de poca monta. El mayorista es donde participan las entidades financieras y fundamentalmente el Banco Central comprando divisas para el sector público.
En este mercado hay entidades demandantes de grandes cantidades de dólares, y la Refinadora de Petróleo (Recope) es una de ellas, pues la factura petrolera por los incrementos que ha tenido, requiere cerca de $150 millones
mensuales.
“Al acudir el Banco Central al Monex origina una presión al alza del tipo de cambio”, explicó Hayden, quien se mostró interesado en aclarar lo que estuvo ocurriendo.
Adujo que con la unificación de los mercados mayorista y minorista, el Central se reservó el derecho de dar “ventanillazos” cada 15 minutos, comprando a los tipos más bajos que hay en Monex para que sus compras al sector público le resultaran baratas.
Pero eso hizo que los bancos incurrieran en posiciones negativas en dólares. “En el caso del Nacional, estos ventanillazos nos limpiaban y nos obligaron a salir a cubrir nuestra posición negativa en dólares. ¿Cómo? Elevando el tipo de cambio”, señaló Hayden.
En ese sentido, automáticamente cuando por este camino los siguen todos los bancos, se origina exactamente la misma situación, pero en un estadio más elevado.
“Las presiones han venido del Banco Central comprando divisas para el sector público en Monex”, añadió Hayden.
¿Cómo se detiene esta situación?
A su juicio debe ser como lo hizo el Banco Central el pasado viernes, interviniendo, pero en vez de comprar al sector público las divisas, debe inyectarlas a los mercados mayorista y minorista. Si el Banco Central mantiene esa política, habrá alzas pero no tan elevadas.
El Nacional, que tuvo posiciones negativas en dólares durante toda la semana pasada, logró cerrar con una posición positiva el viern
es.
“Fue de ese modo que nos solidarizamos con el Banco Central y bajamos el tipo de cambio en un colón, y todo el sistema nos siguió. Para que el precio del dólar no siga subiendo requiere esa decisión ya adoptada por el Banco Central”, indicó Hayden.
De acuerdo con algunos pronósticos el colón se estaba apreciando a un ritmo que llegaría a ¢450 por dólar.
En algún momento eso se revirtió y ahora los llamados fundamentales de la economía no son tan halagüeños por la recesión en Estados Unidos, que implican menos ingresos de capital. Además, hay cautela en el sector inmobiliario por parte de los inversores que venían al país a buscar su segunda casa. Esto ha hecho que la oferta de dólares, si no ha disminuido, transitoriamente presione hacia una devaluación.
El diferencial cambiario no será este año, para el Nacional, la más importante fuente de efectivo o ganancias.
“Lo hemos mantenido en ¢4, luego en ¢5, posteriormente en ¢5,50 y ahora en ¢6 y trataremos de mantener ese margen bastante bajo”, concluyó Hayden.
Sobre el tema se procuró la versión de Francisco de Paula Gutiérrez, presidente del Central, pero prefirió referirse después de conocer a fondo las críticas de los representantes del Nacional.
Ver comentarios