Venezuela va a crisis constitucional con nueva táctica opositora
Foto Bloomberg
Enviar

Venezuela se encamina a una crisis constitucional que se sumará a su debacle económica después que la Asamblea Nacional, controlada por la oposición, cuestionara el poder de la Corte Suprema, que apoya al presidente Nicolás Maduro.

La semana pasada, la Asamblea Nacional votó a favor de despojar de sus facultades a trece de los 32 jueces de la Corte Suprema y dijo que cualquier fallo en el que participaran esos jueces sería nulo. El Congreso ahora estudia el nombramiento de sus propios jueces, según el presidente de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup.

Las tensiones podrían aumentar esta semana si Ramos Allup sigue adelante con su decisión de reincorporar a tres diputados que la corte había suspendido en enero, medida que devolvería a la oposición una supermayoría de dos tercios en el Congreso. Desde que obtuvo el control de la Asamblea Nacional en las elecciones de diciembre, la oposición había aceptado lo dispuesto por la Corte Suprema con la esperanza de avanzar con leyes que incluían una amnistía para poner en libertad a los presos políticos. Ahora abandona esa política después que la corte colaboró para paralizar muchas de sus iniciativas para oponerse a Maduro.

“La oposición parece estar asumiendo un riesgo calculado”, expresó el lunes en un informe Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital en Nueva York. “Si el enfrentamiento sigue por este camino, el país podría acabar en los próximos meses con dos Cortes Supremas, cada una de las cuales será reconocida por uno de los dos bandos opuestos”.

El gobierno de Maduro ya está devolviendo el golpe. Diosdado Cabello, legislador que apoya al gobierno, dijo que los tres diputados probablemente terminen en la cárcel si se los reincorpora, dando más peso a las reiteradas amenazas de Maduro de disolver el Congreso.

Amenazar con la cárcel

El choque se produce un mes después que Venezuela viviera los primeros grandes disturbios en décadas al desbordarse la irritación por la escasez de todo tipo de productos, del arroz al papel higiénico. Se prevé que la inflación llegará cerca del 500% este año, en tanto el Fondo Monetario Internacional pronostica que la economía se contraerá 8%.

Mientras la economía implosiona, los esfuerzos de la oposición para celebrar un referéndum para destituir a Maduro se han estancado. La táctica de tratar de trabajar con las autoridades instaladas por el gobierno está fracasando, dijo telefónicamente Carlos Berrizbeitía, diputado opositor.

“Ya no podemos ser tan sumisos”, señaló Berrizbeitía, agregando que hablaba a título personal y no necesariamente por la alianza opositora. “Algunos sectores de la oposición no querían enfrentarse con el poder ejecutivo o la corte pero, como Maduro no detiene sus ataques a la Asamblea Nacional, se decidió avanzar con la agenda política”.

Maduro ha amenazado con abolir el Congreso desde que la oposición tomó el control de ese cuerpo por primera vez en 16 años, y su gobierno el mes pasado presentó una demanda contra los líderes de la Asamblea Nacional por usurpar sus facultades. Cabello, figura de alto rango en el partido socialista de Maduro, tuvo palabras aún más fuertes el sábado.

“Esta Asamblea no tiene autoridad para remover a ninguna autoridad del Poder Judicial y mucho menos para restituir a los diputados”, dijo Cabello. “Si esos diputados asumen su restitución, lo más posible es que vayan presos. Ustedes no tienen inmunidad parlamentarios, señores diputados. Vamos a ver quién se acuerda de ellos cuando estén un mes presos”.

Cualquier medida para disolver la Asamblea Nacional probablemente provoque protestas de la oposición y podría dar impulso al proceso de referéndum revocatorio que el gobierno trata de evitar, escribieron las analistas de Eurasia Group Risa Grais-Targow y Agata Ciesielska en una nota del 5 de julio.

“Disolver la Asamblea Nacional colocaría a Venezuela bajo más presión de sus pares regionales, algo que al gobierno le conviene evitar ya que es sensible a que se lo perciba como una democracia”, escribieron.



Ver comentarios